Necrológicas
Coletazos tras la aprobación del retiro del 10% de las AFP en el Congreso

Presidente Piñera cambia comité político por cuarta vez en su segundo mandato

Por Agencias miércoles 29 de julio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El Mandatario repite la fórmula de su primer gobierno de recurrir a parlamentarios para su gabinete y, además, “apaga el incendio” al interior de RN, desactivando la pugna permanente entre Desbordes y Allamand.

Para muchos, el último cambio de gabinete del Presidente Piñera fue calificado como un giro hacia la derecha más dura de Chile Vamos, abanderizada con el rechazo en el plebiscito constituyente de octubre. Se trata del cuarto intento de comité político del Mandatario en esta segunda administración.

Piñera decidió la llegada del senador Udi Víctor Pérez en reemplazo de Gonzalo Blumel en el Ministerio del Interior y del diputado Udi Jaime Bellolio en la vocería, en lugar de Karla Rubilar. Andrés Allamand, actual senador RN, asume en Cancillería, mientras el presidente de RN, Mario Desbordes, arriba a Defensa. El ajuste además considera el enroque de Cristián Monckeberg, que pasa a la
Segpres, y Karla Rubilar que llega al Ministerio de Desarrollo Social.

Con este ajuste, en la antesala de la Cuenta Pública de este viernes ante el Congreso, Piñera intenta ordenar sus filas luego de la debacle provocada por la aprobación en el Congreso de la reforma constitucional del 10% de los fondos de pensiones y la crisis en Chile Vamos que detonó una fuerte presión oficialista sobre el comité político.

De hecho, en su intervención, donde agradeció a los ministros salientes, el Mandatario apeló a su coalición, señalando que “convoco a Chile Vamos a emprender una nueva etapa, con un verdadero espíritu constructivo”. A la oposición, en tanto, le pidió “colaborar y aportar a través del diálogo y el acuerdo”.

Ministros por el
Rechazo en octubre

Con su apuesta por Víctor Pérez, el gremialismo vuelve a Interior. El  integrante de la Comisión de Constitución del Senado, lideró el Rechazo junto al RN Andrés Allamand a la reforma constitucional del 10%.

Como otros nombres del gremialismo, Pérez tiene un pasado plenamente identificado con el pinochetismo, dado que fue alcalde designado de Los Angeles entre 1981 y 1987, luego hizo carrera en el Congreso, y fue diputado entre 1990 y 2006, y posteriormente senador desde ese año hasta la fecha.

Víctor Pérez es un hombre claramente abanderizado con la opción del Rechazo para el próximo plebiscito, al igual que Andrés Allamand, quien llega a Cancillería, lo que refleja con claridad la apuesta de La Moneda de cara a octubre.

También por el Rechazo va Bellolio, quien en la última semana dio un giro y comunicó que “Chile no aguanta otro golpe al mentón”.

De los nuevos integrantes sólo Desbordes está por el Apruebo.

Cuarto comité político

Este es el cuarto intento de comité político desde que Piñera volvió a La Moneda. Primero fue el encabezado por Andrés Chadwick con el núcleo duro del Mandatario, que cayó con el estallido social; luego, el liderado por Gonzalo Blumel, que sólo duró 54 días en funciones y fue reforzado el 4 de junio con el desembarco de Cristián Monckeberg y Claudio Alvarado; y ahora éste, bajo el mando de Víctor Pérez.

El ajuste representa el fin de la influencia de Evópoli en La Moneda. Si bien Ignacio Briones se mantiene en Hacienda, el partido del recambio en la centroderecha pasa por su momento más crítico: dejó de ser la colectividad ancla del gobierno.

Asimismo, con este ajuste, Piñera repite el libreto de 2012, cuando tras la crisis por las manifestaciones estudiantiles, recurrió al Senado para solucionar un evidente problema de falta de conducción política y de nombres de peso. En esa ocasión, apeló a figuras como los entonces senadores Udi Pablo Longueira, Evelyn Matthei y Chadwick y el RN Andrés Allamand. Ahora serán los partidos los encargados de definir a los reemplazantes de los parlamentarios que fueron reclutados para la administración Piñera.

“Apaga el incendio” en RN

Con esta jugada, además, el Presidente Piñera también “apaga el incendio” al interior de Renovación Nacional, partido que se ha visto tensionado al extremo en los últimos meses con permanentes roces entre el presidente de la tienda, Mario Desbordes, y el senador Allamand. Al incorporarlos al gabinete, Piñera los neutraliza y logra bajar los decibeles de la pugna al interior de la colectividad.

RN ha cuestionado en varias ocasiones el rumbo del gobierno y, de hecho, Desbordes asumió un rol clave en la articulación del acuerdo por la paz del 15 de noviembre del año pasado, mientras Allamand se ha erigido como uno de los rostros principales del Rechazo para el plebiscito nacional de octubre. La salida de Mario Desbordes, además, obliga al partido a elegir un nuevo timonel.