Necrológicas

Reacciones genera la segunda etapa del “Plan Económico de Emergencia”

Por La Prensa Austral miércoles 8 de abril del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

El objetivo de este nuevo paquete de medidas es proteger los ingresos de las familias y trabajadores que no forman parte de los empleos formales o dependientes, y también dar asistencia al sector privado en medio de la emergencia sanitaria

Como positivo calificaron diversos senadores el segundo plan de ayuda fiscal anunciado esta mañana por el Gobierno, que apunta a proteger a los trabajadores independientes e informales, además de poner a disposición de las empresas créditos con garantía estatal por 24 mil millones de dólares.

Los congresistas valoraron las medidas pero hicieron ver la necesidad de conocer el detalle de cada una, particularmente el origen de los fondos y su distribución. A su vez, algunos parlamentarios plantearon peticiones concretas de ayuda a ciertos sectores productivos.

Independientes

El vicepresidente del Senado, Rabindranath Quinteros apuntó que «todos sabemos que los próximos dos meses serán muy duros para el sector más vulnerable. No podemos permitir que se enfermen y terminen agobiados con la pobreza que los golpeará. Por eso es necesario que el Estado vaya en ayuda de ellos».

En esa línea, valoró que el Gobierno «acogiera nuestra propuesta de entregar un bono permanente por tres meses a sectores independientes, como pescadores artesanales, asesoras del hogar, choferes de colectivos, microbuseros, emprendedores en general, que no tienen ninguna empresa formal (…) Se destinan dos mil millones de dólares a sectores vulnerables y trabajadores independientes, pero se necesita saber en qué consistirá ese fondo, hay que aterrizarlo, porque otro bono de 50 mil pesos no ayuda de verdad y no es suficiente.

El presidente de la Comisión de Hacienda, el senador Jorge Pizarro si bien aplaudió que se haya recogido el llamado de todos sectores; aseguró que las medidas son insuficientes e improvisadas. “Este anuncio puede significar desvestir un santo para vestir otro. Espero que sirva”, manifestó.

Claridad de las cifras

Para la senadora Ximena Rincón, “el gobierno debe aclarar que se va a hacer con los recursos anunciados, si van a ir al rescate de empresas y qué va a pasar con la participación del Estado. Es necesario que explique el destino de los once mil 700 millones, porque no hay claridad de cuántos son recursos nuevos, cuántos son reasignaciones, ni qué pasa con los recursos de las regiones”.

“El país debe saber qué ocurre respecto de la suficiencia de los recursos, cuando vemos la cantidad de recursos que ha destinado Alemania con el 22% del PIB, Estados Unidos el 10% y Perú el 12%. Parece insuficiente el 4,7%. Por lo mismo, pedimos claridad al gobierno”, añadió la senadora agregando que “el gobierno debe aclarar que se va a hacer con los recursos anunciados, si van a ir al rescate de empresas y que va a pasar con la participación del Estado, tomando en cuenta que un estado como Alemania entró derechamente en la propiedad de las mismas”.

Créditos

En tanto, el senador Felipe Harboe advirtió que «el éxito de las medidas respecto de las pequeñas empresas dependerá de las condiciones de los créditos que la banca le otorgue a las pymes (…) Acá lo que se requiere es que este fondo de garantías que establece con recursos públicos permita que la banca le entregue a lo menos seis meses de gracia a las pymes que demuestren hoy estar en una situación económica muy difícil».

En ese contexto, el parlamentario recalcó la necesidad de que «la tasa de interés no sea muy alta, considerando que hay garantías estatales al pago de esos créditos. En consecuencia, le pido al Presidente que instruya al ministro de Hacienda para que esté muy encima de cuáles son las condiciones de crédito». La misma opinión planteó el líder radical, quien advirtió que es importante conocer «las condiciones de esos nuevos créditos con aval del Estado para las Pymes, sus tasas de interés, para que sean efectivamente preferenciales».

Como importante calificó la senadora Yasna Provoste, el anuncio, pero enfatizó que la pequeña minería quedó totalmente excluida. “Acabamos de escuchar el segundo paquete de medidas económicas anunciadas por el gobierno. Y lo dijimos cuando se presentó el primer paquete, que era insuficiente porque descuidaba a un tercio de la fuerza laboral en Chile que representa un 2,7% de trabajadores independientes. Y hoy el gobierno anuncia que va a disponer de 2 mil millones de dólares para apoyar a los trabajadores independientes”, puntualizó.

“El gobierno ha anunciado 24 mil millones de dólares para ir en apoyo, a través de garantías estatales, con el propósito que la banca ofrezca créditos a los empresarios y microempresarios con la idea que se mantenga su actividad y se mantengan las fuentes laborales. Medida que es importante”, indicó la congresista sin embargo aclaró que se extraña una vez más que se haga un anuncio concreto para capitalizar a la Empresa Nacional de Minería (ENAMI) y poder apoyar a los pequeños mineros de Atacama y de todo el país.

Paquete de medidas

El presidente Sebastián Piñera anunció esta mañana la segunda etapa del “Plan Económico de Emergencia”, el cual busca moderar el duro impacto que supone la crisis del coronavirus en la actividad. Estas medidas tienen como objetivo proteger los ingresos de las familias y trabajadores que no forman parte de los empleos formales o dependientes, y también dar asistencia al sector privado en medio de la emergencia.

El paquete de propuestas implican nuevos recursos por cinco mil millones de dólares, fondos que complementan las medidas que ya ha tomado el Banco Central (BC) para mejorar la liquidez del sistema financiero y la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), para flexibilizar normas de acceso a estas nuevas fuentes de crédito.

Las medidas tienen dos pilares: la creación de un fondo de dos mil millones de dólares para la transferencia de beneficios y la creación de empleos de emergencia. Con este fondo se pondrá especial énfasis en las familias más vulnerables y en los trabajadores informales que no han podido trabajar debido a la crisis. “Esto beneficiará especialmente a los 2,6 millones de trabajadores informales sin contrato de trabajo y que hoy no tienen la protección del seguro de desempleo”, sostuvo el presidente Piñera.

El segundo pilar tiene que ver con el apoyo a emprendedores, Pymes y “empresarios que lo requieran”, el cual se expresa en líneas de financiamiento con garantías del Estado de hasta el 85%. Ello permitiría acotar el riesgo de crédito extraordinario generado por el Estado de Emergencia y facilitará las condiciones para que los bancos presten capital de trabajo a las empresas por un plazo de hasta 48 meses, con un periodo de gracia de hasta 6 meses y por un monto equivalente de hasta 3 meses de venta.

“Esta línea estará disponible hasta el 30 de septiembre de este año y permitirá financiar créditos a las empresas por hasta US 24 mil millones, lo que equivale a alrededor de 20 veces las líneas actualmente disponibles”, dijo Piñera.