Necrológicas
  • Ana Julia Berrios
  • Juan Castillo Valdebenito

Sanitaria Essal controló emergencia por derrame de aguas servidas en Ancud

Por La Prensa Austral jueves 12 de septiembre del 2019

Compartir esta noticia
54
Visitas

El derrame de aguas servidas ocurrido durante la jornada de este miércoles en Ancud, en la Región de Los Lagos, se trató de material proveniente del 40% de las viviendas conectadas a la red de alcantarillado.

Según confirmó la empresa Essal, la situación estaba controlada y se originó debido a daño en una tubería en la recién remodelada Costanera de la comuna provocando el corte por más de 20 horas.

La falla, que recién logró ser descubierta a las 6 horas de este miércoles, provocó el vertimiento de los residuos de 3.800 familias. Se trató de una rotura transversal que obligó a su remplazo en al menos seis metros y que se ubica al principio de la recién remodelada costanera de la ciudad.

Según explicó el jefe de provincial de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (Siss), Ricardo Zavala, confirmó los datos estimativos y explicó que “nosotros estamos hablando con el Departamento de Operaciones porque la planta tiene un sistema que se llama Toscapi, que es un control de caudales que llegan a la planta”.

“A la planta llegan caudales de la Peas Yungay que es la última planta que tributa antes de llegar a la planta de tratamiento. La Peas Yungay tributan aproximadamente como 3.800 clientes, eso es lo que llega a la planta. Es como el 40% de la población de Ancud”, expresó.

En tanto, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno explicó que todavía falta calcular el volumen exacto de lo vertido y que la urgencia ahora es poner en funcionamiento la planta elevadora en ese sector.

En ese sentido, Moreno explicó que “tenemos todavía una investigación importante para saber cuánto es el vertimiento que se ha producido en ese lugar. Por el momento estamos expectantes de la solución definitiva del problema de manera tal que las bombas comiencen nuevamente a impulsar eso nuevamente hacia la planta de servicios sanitarios”.

La fiscal de turno del Ministerio Público de Ancud ya se constituyó en el lugar para instruir la investigación por el daño ambiental en la bahía, labor que también realizarán la Gobernación Marítima y la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

La crisis de Essal en Osorno, ocurrida en julio pasado, derivó en la apertura de un proceso de caducidad de la concesión por parte de la autoridad. La localidad estuvo 11 días sin suministro de agua provocando una serie de inconvenientes, además de millonarias pérdidas económicas.