Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez

Subsecretario Ubilla y jesuitas se enfrentan por expulsión de extranjeros

Por Agencias viernes 24 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
219
Visitas

El Servicio Jesuita de Migrantes emitió una réplica ante el que calificó como tono autoritario del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien los mandó a “guardarse su opinión” contra las expulsiones. La autoridad asumió más tarde que su expresión “no fue muy afortunada”, pero defendió el proceder del gobierno en esta materia. A la discusión también entró el Presidente Sebastián Piñera, con la frase “los estamos expulsando y vamos a seguir expulsando”.

“Si no le gusta, entonces que se guarde su opinión”. Esa fue la dura declaración del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, contra el Servicio Jesuita de Migrantes a raíz de las mediáticas expulsiones de extranjeros abrió una dura polémica por el tono autoritario de La Moneda en esta materia.

“En un Estado democrático la sociedad civil no puede guardarse su opinión (…) El Estado está en su legítimo derecho de deportar, en su legítimo derecho de informar las deportaciones, pero no puede hacer callar a la sociedad civil”, respondió el director del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), José Tomás Vicuña.

En declaraciones a Radio Cooperativa, Vicuña insistió en que el organismo que encabeza, que se ha opuesto a la manera en que el gobierno ha publicitado en los medios de comunicación la expulsión de extranjeros con antecedentes, siempre ha entregado sus opiniones de “manera respetuosa” y lo seguirá haciendo “no sólo desde la palabra sino también de las acciones concretas que hacemos con los migrantes”.

“Hay distintas formas de informar (…) El Estado puede llevar de mejor forma un proceso que es muy complejo, porque hemos visto cómo lo han llevado otros países y al final, cuando se vinculan las acciones de migración con el ‘limpiar’ y con cámaras, eso al final le hace peor al país y al alma humana”, reflexionó.

Los dichos del subsecretario

Durante la jornada de este jueves, en el contexto de un nuevo operativo de expulsión de inmigrantes desde Chile (69 bolivianos y 8 peruanos) por parte de la Policía de Investigaciones (PDI), el subsecretario defendió el “derecho del gobierno” de informar a la ciudadanía sobre los avances del proceso de expulsión de extranjeros condenados por diversos delitos.

En este marco, el militante RN rechazó las críticas realizadas a los operativos, en particular desde el Servicio Jesuita de Migrantes, señalando que “como no les quedan argumentos, habla de un show mediático”. “Yo minimizo al máximo ese tipo de opiniones (…) y si no le gusta, entonces que se guarde su opinión”, enfatizó en Radio Cooperativa.

El subsecretario asumió más tarde en una entrevista con 24 Horas que empleó una frase equivocada, pero defendió el fondo de sus dichos. “Admito que de una perspectiva sí (es equivocada), pero hay que entenderla con la primera parte de la pregunta y la afirmación, era más larga la frase. Para despejar el tema, yo soy súper franco, no fue muy afortunada”, asumió.

Sin embargo, nuevamente se refirió al rol del Servicio, señalando que no han entregado los antecedentes de que las expulsiones están fuera de regla. “Que vengan a mi oficina, que me traigan los antecedentes (…) hasta el día de hoy” no lo han hecho, indicó.

Piñera defiende política

En la discusión también entró el Presidente Sebastián Piñera, quien defendió las expulsiones. “A los que entran en forma ilegal y que tienen antecedentes criminales en sus países, o cometen delitos en Chile, los vamos a expulsar: los estamos expulsando y vamos a seguir expulsando”, dijo el Mandatario.

Si bien desde el Ejecutivo se había señalado que tiene una meta de expulsar a 2 mil extranjeros, el gobernante acotó que “no tiene una meta (numérica) de expulsión”, sino que “el gobierno tiene una sola meta en esta materia, que es proteger a toda la población -chilenos e inmigrantes- de personas que vienen a Chile a cometer delitos, a narcotraficar, a hacer contrabando, trata de personas, a cometer delitos violentos”. De acuerdo a lo datos del Ejecutivo, hasta la fecha llevan 1.187 expulsiones.

Añadió que “la inmensa mayoría de los expulsados son personas que han incurrido en actividad de narcotráfico; o sea, son narcotraficantes (…)  también hay algunas personas que han estado involucradas en homicidios”.