Necrológicas
  • Pedro Efraín Díaz Frías
  • Mirta Simeone Miranda
  • Santos Doimo Vargas Vargas
  • Maudelina Ancar Paillacar
  • Nelson Fuentes Jara
  • Oriana Yutronic Puelma
  • Danissa Oyarzo Avilia

Suicidio del juez Albornoz genera conmoción transversal: autoridades dicen que no afectará investigación del “Desastre de Rancagua”

Por Agencias jueves 4 de julio del 2019

Compartir esta noticia
323
Visitas

El vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, confirmó que el suspendido magistrado se quitó la vida de un disparo. Pese a este drama, tanto el ministro de Justicia como diputados de la zona insistieron en que todas las aristas de la investigación por actos contra la probidad deben seguir en pie.

En su residencia de Rancagua fue encontrado ayer en la mañana el suspendido ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua, Marcelo Albornoz Troncoso. Un día después que la Corte Suprema decidió abrir un cuaderno de remoción en su contra en el marco de las investigaciones por actos contra la probidad del caso conocido como “Desastre de Rancagua”, el juez decidió quitarse la vida de un disparo.

La decisión del magistrado, quien junto a otros dos magistrados del tribunal de alzada rancagüino Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez enfrentaban el duro proceso disciplinario del Poder Judicial, provocó conmoción.

“Es lamentable. El fallecimiento de una persona por causas que no sean naturales es siempre lamentable. El parte policial es muy escueto y sólo confirma que se suicidó con un arma de fuego”, dijo el vocero del máximo tribunal Lamberto Cisternas, quien entregó la versión oficial respecto al deceso del magistrado.

Sin embargo, separó aguas de lo que es el proceso abierto en el máximo tribunal, porque la muerte del ministro de la Corte de Apelaciones de Rancagua se produjo luego que el pleno del máximo tribunal del país ordenara la apertura de cuadernos de remoción y la suspensión por 4 meses, la máxima sanción.

“La decisión que ha tomado el colega es algo que permanece en lo íntimo de su conciencia y es una situación ciertamente separada de la que vivimos el día de ayer en el que el pleno se pronunció respecto de algunas actuaciones de los señores ministros de la Corte de Rancagua, entre ellos el colega fallecido”, indicó.

En el proceso, y de acuerdo a la investigación de la  ministra instructora Rosa María Maggi, Albornoz enfrentaba cargos por haber solicitado al imputado, doctor Luis Arenas Contreras, la suma de $1.500.000 mientras este se encontraba incumpliendo una medida cautelar de prisión preventiva.

Albornoz era miembro de la Logia Masónica Jorge Washington N°56 de Rancagua, creada en 1919, y según lo consignado por La Tercera, habría sido en esta institución donde conoció al doctor Arenas. En marzo de este año fue expulsado de la masonería, en medio de las irregularidades por el “Desastre de Rancagua”.

Tras realizar peritajes en el domicilio del magistrado, el fiscal regional subrogante Javier von Bischoffshausen precisó que el suicidio fue cometido con un arma de fuego, una pistola automática calibre 9 mm., debidamente inscrita a nombre de Albornoz. El cuerpo del magistrado fue encontrado fallecido en su dormitorio del segundo piso de la casa, y cometió el suicidio durante la mañana cuando su familia se encontraba afuera del domicilio.

“La pistola fue encontrada en las manos de la víctima”, reveló, añadiendo que mañana (por hoy) a primera hora se realizará la autopsia de rigor en el Servicio Médico Legal.

Impacto en el
mundo político

En el Congreso hubo palabras marcadas por el impacto. “Es una tragedia tremenda, una cosa inesperada, nos ha choqueado”, admitió la diputada regionalista por la zona, Alejandra Sepúlveda.

La parlamentaria añadió que es “un drama no sólo para la familia sino también para el Poder Judicial, una tragedia desde todos los puntos de vista, lamentamos la decisión que él tomó”.

Respecto a las aristas sobre el “Desastre de Rancagua”, la parlamentaria dijo que “la investigación va a continuar exactamente igual desde el punto de vista penal con la Fiscalía; desde el punto de vista administrativo, con lo que está haciendo la Corte Suprema y con lo que tiene que ver con las responsabilidades políticas y constitucionales que está viendo la comisión investigadora de la Cámara”.

Otro diputado por la zona, Juan Luis Castro (PS), dijo que Albornoz era una “persona conocida, director de una escuela de Derecho de una universidad de la zona”.

Castro remarcó que la decisión de Albornoz obedece a que el magistrado venía en un “estado emocional complejo, doloroso” que se vio agravado por la resolución del Pleno de la Corte Suprema.

También en el Congreso, donde estaba presente para la votación de la imprescriptibilidad de los delitos contra menores, el ministro de Justicia Hernán Larraín expresó sus condolencias a la familia y al Poder Judicial y dijo que “esperamos que situaciones como ésta no se repitan y eso pasa por recuperar en el Poder Judicial y en todas las instituciones del país una conducta ética, proba, intachable en el desempeño de las funciones para así nunca tener que lamentar situaciones dolorosas como ésta”.

“Es una causa totalmente injusta”

Sin embargo, el abogado defensor de Albornoz, Gonzalo Linasazoro dio a entender que su representado no tuvo garantías en el proceso. “Estoy desecho, es una causa totalmente injusta, lamento que haya producido esto”, dijo a La Tercera. “No había ningún antecedente” para proceder de este modo, complementó en TVN.

Trayectoria

Marcelo Albornoz era abogado de la U. Diego Portales. En 1990 había ingresado al Poder Judicial como oficial del Primer Juzgado Civil de Santiago.

De acuerdo a su hoja de vida, desde diciembre de 2003 se desempeñó como juez titular de Garantía en Rancagua hasta su nombramiento como ministro titular en 2017.

Previamente estuvo en el 3° Juzgado de Letras de Curicó y también estuvo en el 2° Juzgado Civil de Valdivia. Y en marzo de 2018 Albornoz fue designado como jefe de la carrera de Derecho en la Universidad de la República.

Cuando Albornoz asumió como ministro de la corte, fue el mismo Emilio Elgueta quien se encargó de entregar unas palabras para recibirlo. “No dudamos de tu capacidad, de tus conocimientos y esperamos, como ya te conocemos, que sigas en la misma senda, en la senda de la sencillez, del conocimiento y del aporte”.

“Un buen juez no es el que dicta resoluciones o sentencias muy elaboradas, sin consistencia o con mucha retórica o mirando lo que dicen otros. Creo que el mejor juez es el que ejerce su ministerio con eficiencia, eficacia y prontitud, solucionando realmente los problemas de quienes recurren a su estrado”, señaló, por su parte, Elgueta durante la misma ceremonia.

Dentro de las sentencias más mediáticas en las que participó Albornoz -y en la que también trabajó Elgueta-, fue la decisión de revocar la prisión preventiva dictada en contra el ex canciller del Arzobispado de Santiago, Oscar Muñoz, investigado por presuntos abusos sexuales a menores de edad. Medida que terminó siendo revocada.

El Mostrador/Emol