Necrológicas
  • Aroldo Andrade Andrade
  • María Lucinda Levill Levill

Suprema acoge amparo en favor de comunera que dio a luz engrillada

Por Agencias viernes 2 de diciembre del 2016

Compartir esta noticia
146
Visitas

La Corte Suprema acogió el recurso de amparo presentado en favor de la comunera mapuche que denunció haber dado a luz a su hijo engrillada por los pies, Lorenza Cayuhán, revocando de esta manera, la resolución del tribunal de alzada de Concepción que había descartado cualquier trato arbitrario por parte de Gendarmería de Chile.
Según estableció la segunda sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Carlos Künsemüller, Andrea Muñoz, Manuel Valderrama y los abogados integrantes Jaime Rodríguez y Carlos Pizarro- la mujer “recibió un trato injusto, denigrante y vejatorio, dada su condición de mujer, gestante y parturienta, privada de libertad y perteneciente a la etnia mapuche, lo que en forma innecesaria puso en riesgo su salud y vida, así como la de su hijo, todo ello, en contravención a la normativa nacional e internacional vigente en la materia”.
Asimismo, establece que es posible constatar que hay indicios que permiten tener por acreditado que el maltrato recibido por la amparada también encuentra explicación en su pertenencia a una comunidad mapuche, lo que refuerza el origen discriminatorio de las actuaciones de Gendarmería.
“De otra forma, no se explica el desmesurado y desproporcionado operativo de seguridad a su salida de la unidad penal para su atención médica en un recinto asistencial”, agrega el fallo.
En la misma línea, argumenta que la amparada, debido al estado de salud que se encontraba, no tenía ninguna posibilidad de huir o atentar contra terceros durante su traslado, recalcando que la mujer “está condenada por delitos comunes de receptación y robo con intimidación” y su clasificación, es de bajo compromiso delictual.
“La salida de la unidad penal en la comuna de Arauco se realizó con escolta de otro carro institucional en el que se trasladaban cuatro funcionarios, además de su conductor”, reitera la resolución, que asegura que dichas medidas de seguridad “únicamente se explica por el hecho de tratarse de una condenada de origen mapuche”.
Lo anterior, concluye el fallo, “constituye una prueba irrefragable de discriminación, pues no obedecen a la gravedad de los delitos por los que cumple condena, ni a su alto grado de compromiso delictual, ni a indicios o noticias que permitan siquiera sospechar un intento de fuga, sino en forma exclusiva a su etnia de origen”.
Por todo lo anterior, la Corte Suprema ordenó que la custodia de la amparada y las medidas de seguridad que se adopten por Gendarmería durante sus traslados a algún recinto asistencial, se efectuarán dando estricto cumplimiento a las Reglas mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos, y exclusivamente por personal femenino de la institución penal.
Asimismo, el máximo tribunal ordenó al organismo a revisar y adecuar sus protocolos de actuación en materia de traslado a hospitales externos, “conforme a la normativa internacional suscrita por Chile”.

Agencias