Necrológicas
  • Teresa Low Bórquez
  • Evelyn Martínez Robinson

Vaticano expulsó a ex párroco de Quilpué Jaime da Fonseca

Por Agencias miércoles 8 de agosto del 2018

Compartir esta noticia
1.415
Visitas

Denunciantes acusan que la resolución llega “un poco tarde” puesto que ya no está en Chile.

El Obispado de Valparaíso informó que el Vaticano destituyó al presbítero Jaime da Fonseca, conocido como el “Karadima de la Región de Valparaíso”, de manera inapelable.

El pasado viernes, la diócesis recibió respuesta de la Congregación para el Clero de la Santa Sede en relación a la causa del presbítero Jaime da Fonseca a quien se le impuso la pena de la dimisión del estado clerical, perdiendo el ejercicio del ministerio sacerdotal.

La sentencia llega, según el comunicado del Obispado, “después de haber realizado una acuciosa investigación y en un proceso judicial canónico iniciado por el obispo emérito Gonzalo Duarte en Valparaíso”.

Las denuncias contra Da Fonseca fueron por denuncias de abuso de poder, de conciencia y acoso sexual.

“Quitar el estado clerical es la sanción máxima que se cumple dentro de la Iglesia Católica actualmente. Sanción que en Chile son muy pocos los sacerdotes, por los antecedentes que tenemos, que han revestido con esa situación”, explica el experto en catolicismo, Marcial Sánchez.

En tanto, por parte de los denunciantes, cuestionaron la resolución por la tardanza: “22 años después la Iglesia por fin nos creyó pero creo que es un poco tarde. Jaime da Fonseca era el Karadima de la Quinta Región porque había muchos, muchos niños abusados. Lamentablemente él también hizo una escuela, igual que Karadima donde destrozó la mente y la moral de muchos sacerdotes”, aseguró Mauricio Pulgar, uno de los denunciantes y ex seminarista.

“Obviamente es una pena absolutamente importante pero que lamentablemente los laicos católicos no van a tener cómo saber si lo que nosotros dijimos era verdad o no, porque él ya no está accesible para nadie, él ya se fue de Chile”, agregó.

Fuentes de Radio Bío Bío confirmaron que Da Fonseca salió del país hacia Perú hace una semana.

El ahora ex presbítero fue denunciado por primera vez por casos de abuso sexual y por encubrimiento en 1992. Posteriormente se presentó una denuncia canónica y civil desde el 2012 por acoso y abuso sexual, además de otra acción por encubrimiento de acoso sexual, abuso y violación.

Luego de esa última denuncia, fue sacado del puesto de párroco de la parroquia Nuestra Señora del Rosario de Quilpué, siendo asignado vicario de la parroquia de Viña del Mar, y un año después quedó con permiso de ministerio libre, para supuestamente ocuparse de temas familiares.

Mauricio Pulgar también comentó que la reapertura del caso por parte del Ministerio Público va a ayudar al avance de sólo algunas de las causas, porque aquellas denunciadas en 1992 están prescritas.

La agrupación de víctimas de la Diócesis de Valparaíso reconoce que las acusaciones contra Jaime da Fonseca son un punto en común entre la mayoría de los miembros: Marcelo Soto, uno de los primeros denunciantes, acusó a Da Fonseca por encubrir a Humberto Henríquez, cura que también registra causas por abuso.