Necrológicas

Apenas 10 embarcaciones se encuentran desarrollando extracción del erizo de una flota superior a las 350 naves

Por La Prensa Austral miércoles 25 de marzo del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La pesca artesanal no ve con claridad que su producción termine siendo procesada

Dirigentes han planteado la necesidad que el gobierno cree un fondo para ayudar al sector mientras perdure la emergencia por el coronavirus

Ante el temor que finalmente su producción no sea procesada en ninguna planta pesquera, debido a las consecuencias del coronavirus, el sector pesquero artesanal de Puerto Natales prácticamente no ha salido a zona de pesca a la extracción del erizo, cuya veda se abrió el pasado domingo 15 de marzo.

De una flota superior a las 350 naves, aproximadamente 10 han salido a la extracción del erizo.

Los pescadores ven un incierto futuro ante la llegada de la pandemia al país, en especial al desconocer cual será el proceder de las autoridades sanitarias de encontrarse un caso positivo de coronavirus entre el personal de las plantas procesadoras. De entrar los operarios en cuarentena se preguntan quiénes los reemplazarán y incluso temen se pueda llegar al cierre de la planta.

Ante este incierto futuro han esperado mayor claridad y ver cómo se comporta la pandemia para determinar con más antecedentes cómo proceder. Lo anterior tomando en cuenta que habilitar una embarcación pequeña (dotarla de alimentos para los trabajadores, combustible y artes de captura, entre otros) puede significar una inversión inicial aproximada de $ 3 millones, sin tomar en cuenta luego el pago de los salarios de la tripulación (mínimo cuatro personas). Esa inversión la debe asumir el patrón de la nave, quien ante el actual escenario se enfrenta a que finalmente su producto no sea recibido en ninguna parte. Algunas plantas les han indicado que al día podrían procesar 5.200 docenas de erizos, cuando en una jornada normal pueden llegar más de 10 mil docenas, dependiendo de la cantidad de naves que atraquen al terminal pesquero.

El presidente de la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de Puerto Natales, Jaime Aburto expresó que “si bien las plantas dicen que van a procesar, hay incertidumbre sobre qué sucede si se descubre en el futuro que algún operario está contaminado con coronavirus. Por ello en la práctica la temporada aún no se ha iniciado”.

Demandas del sector

Por lo anterior, los dirigentes de distintas organizaciones de pescadores artesanales ya se han reunido para tratar este tema.

En la ocasión se vio la posibilidad de solicitar al intendente y al seremi de Economía crear un fondo para paliar el tema de la cesantía del sector pesquero. En el caso que en las próximas semanas no puedan salir a trabajar requieren de un apoyo económico para enfrentar el pago de insumos básicos, la alimentación de su grupo familiar y los compromisos económicos contraídos.

Agregó que “si las plantas se no se comprometen a recibir el producto de la gente, el gobierno debiera crear un fondo de catástrofes para ayudar a la pesca artesanal”.

Indicó que el problema afecta a 1.600 familias de Puerto Natales, tomando en cuenta que mínimo son cuatro trabajadores por embarcación.

Además de crear el mencionado fondo le solicitarán al gobierno regional que realice gestiones ante la banca para que se congele el pago de las cuotas de aquellos pescadores que tienen créditos y que no se le apliquen intereses, mientras dure la catástrofe.

También pedirán que se amplíe el periodo de extracción -que finaliza el 31 de agosto – para septiembre o fines de octubre.

El recurso erizo es él que concentra la mayor fuerza laboral del sector pesquero artesanal (aproximadamente el 90 %) y además su periodo de extracción es el más extenso.

Medidas sanitarias

La Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de Puerto Natales es quien administra el terminal pesquero artesanal. Ante la epidemia del coronavirus se encuentran implementando una serie de medidas sanitarias como la creación de “puntos limpios”. Se trata de desinfectar las zonas de carga y descarga de camiones. Lo anterior cuenta con la supervisión de la gobernación provincial y la autoridad marítima.