Necrológicas
  • Oscar Soto Mancilla
  • Maximiliano Hernández Uribe
  • Pablo Manuel Andrade Santana

Brutal ataque de carabineros de franco contra 4 jóvenes y cortes de agua indignaron a los natalinos

Por La Prensa Austral miércoles 3 de enero del 2018

Compartir esta noticia
1.534
Visitas

Hechos que impactaron a la comunidad natalina este 2017

Fotos Rubén Ampuero

Puerto Natales es el lugar ideal para descansar y encontrar un momento de tranquilidad, quietud que precisamente se vio alterada este año que culmina por dos hechos que desataron la reacción indignada de la comunidad frente a la agresión brutal sufrida por cuatro jóvenes por parte de dos carabineros de franco y un ex guardia de seguridad y los cortes de agua potable que afectaron a la capital de la provincia de Ultima Esperanza.

En ambas situaciones el carácter apacible de la comunidad se vio alterada y reaccionando airada ante estos hechos, en el primero de los casos una turba apedreó el cuartel de Carabineros, la sede de la gobernación provincial y una vivienda particular, además de quemar el vehículo de un funcionario policial. En el segundo de los hechos, se realizaron marchas y protestas frente a las oficinas de la empresa sanitaria Aguas Magallanes para finalmente cortar la Ruta Nueve por espacio de siete horas con una enorme barricada.

Violenta reacción

El 8 de julio en horas de la madrugada en calle Magallanes con Bulnes se inició un incidente que comenzó con intercambio de palabras para continuar con golpes de pies y puños y culminar con una agresión con elementos contundentes en calle Eberhard a una cuadra de distancia del inicio del conflicto.

Los natalinos se manifestaron frente al cuartel de la 2ª Comisaría de Carabineros, antes de apedrearlo.

Los agresores fueron identificados como los carabineros Pedro Loncuante y Miguel Delgado (se encontraban de franco) y el ex guardia de seguridad Sebastián Cáceres. A raíz de la brutal agresión -donde fueron utilizados un extintor y un madero de un metro y medio de largo- quedó con serios daños neurológicos el joven Gonzalo Muñoz. Su amigo Sady Galindo Soto resultó con fracturas graves; Héctor Almonacid Gallardo con fracturas dentales y Víctor Hernández Saldivia con lesiones menos graves.

Los carabineros fueron dados de baja de forma inmediata de la institución, siendo puestos a disposición del Juzgado de Letras y Garantía de Puerto Natales por los delitos de homicidio frustrado, lesiones graves y lesiones menos grave. El tribunal determinó dejar a los ex policías en prisión preventiva, encierro que hoy cumplen en la cárcel de Punta Arenas, mientras el ex guardia Cristian Cáceres se encuentra recluido en la cárcel de Puerto Natales.

En horas de la tarde del sábado 8 de julio la comunidad natalina indignada ante este hecho se reunió frente al cuartel de la 2ª Comisaría de Carabineros, manifestación que finalmente derivó en un ataque con piedras al edificio policial, a la sede de la gobernación provincial y a una vivienda particular. Durante horas los manifestantes fueron los amos de la situación en Puerto Natales, levantando barricadas en la Plaza de Armas Arturo Prat. En horas de la madrugada del domingo 9 de junio los reclamantes se disolvieron por propia decisión

Cortes de agua

El evento anteriormente descrito no fue el único suceso que provocó la reacción enfurecida de los natalinos, quienes nuevamente hicieron muestra de su indignación ante los cortes de agua potable que afectaron a la ciudad durante este año.

El primero de ellos se registró el 29 de agosto, complicación que se prolongó por espacio de 12 horas debido a la turbiedad con que llegaba el vital elemento a la planta de agua potable.

La emergencia la empresa la enfrentó con camiones aljibes que se dispusieron en diversos puntos de la ciudad.

En tanto, a fines de octubre se produjeron fuertes precipitaciones de lluvia que provocaron que el estero Natales se desbordara inundando las viviendas del sector conocido como Natales Antiguo. Lo que parecía un problema puntual pronto se amplió a toda la comunidad, cuando nuevamente se debió cortar el suministro de agua potable por la turbiedad del río Dumestre, que afectó los filtros de la planta de agua potable. Este corte se prolongó desde el 29 de octubre al primero de noviembre. En total 7.600 hogares aproximadamente y una población estimada de 22 mil personas, sin contar los visitantes y turistas que se encontraban ese día en la ciudad, quedaron sin agua.

El malestar de los natalinos se exteriorizó con marchas hasta el frontis de las oficinas locales de la empresa Aguas Magallanes, para luego ingresar al lugar, exigiendo la llegada de las autoridades y la gerencia de la empresa. Tras una nueva marcha hacia el lugar se determinó cortar la Ruta Nueve, donde empalma con el Camino 4 de los Huertos Familiares. La toma del sector, donde se levantó una gran barricada, se prolongó desde las 21,30 horas del primero de noviembre a las 4,30 horas del día siguiente. La manifestación culminó con la llegada de Fuerzas Especiales de cCrabineros y la firma de un protocolo entre las autoridades y los manifestantes. La situación se prolongó en los días posteriores con centenares de denuncias ante el Sernac.