Necrológicas
  • Julio Sebastián Calderón Maclean

El drama de periodista natalina que quedó en estado vegetal tras sufrir infarto

Por La Prensa Austral miércoles 14 de junio del 2017

Compartir esta noticia
15.579
Visitas

Familia inició campaña para recibir ayuda

Hasta hace poco más de un año, la periodista natalina Vanessa Vera Díaz, quien cumplió 44 años en mayo, llevaba una vida normal, trabajaba en una consultora en Temuco y compartía con su familia, pero el 20 de junio de 2016 sufrió un paro cardiorrespiratorio que la dejó en estado vegetativo y depende exclusivamente del cuidado de su familia. Su diagnóstico es muy complejo y tiene múltiples enfermedades, los médicos no pueden realizar un pronóstico de la evolución que tendrá el estado de salud de la profesional o cuánto tiempo estará en estado vegetativo.

La mamá de Vanessa, Rosa Díaz Haro, dio a conocer los difíciles momentos que han tenido que superar junto a su hija, esperanzada en que la solidaridad de la comunidad las puedan ayudar a enfrentar una enfermedad que les cambió radicalmente la vida.

“Ella trabajaba en Temuco, en la Agencia de Desarrollo Corporativo de La Araucanía, pero el 20 de junio del año pasado le dio un paro cardiorrespiratorio, eran las 10 de la mañana y estaba en su lugar de trabajo, eso le provocó la encefalopatía”, comentó la mamá ante la consulta.

Diagnóstico complejo

Vanessa hoy está con hospitalización domiciliaria en Puerto Natales y la atiende su mamá, su diagnóstico es complejo, tiene una anemia severa ferropénica, está en estado vegetativo persistente de segundo grado y además tiene la Enfermedad de Chron, estando en tratamiento, traqueostomizada, con un trastorno de deglución y también con una epilepsia secundaria.

“Los neurólogos que la vieron en Temuco me explicaban que tiene una inflamación en el cerebro y que es difícil saber cuándo se va a desinflamar, por lo que no se puede hacer un pronóstico… Ahora, yo la estoy cuidando”, señala la mamá.

Es por esta razón que para ella, lo más importante es conseguir una cama clínica, ya que esto le facilitaría el poder darle a Vanessa los cuidados diarios que necesita. A ella le prestaron un catre clínico en el Hospital Augusto Essmann Burgos, pero no tiene barandas y es muy alto, por lo que la persona que la asiste debe subirse a un banquito para atenderla y por eso es complicado.

Es por esta razón que la familia pide ayuda urgente, para que alguien le pueda prestar una cama clínica, una bomba de aspiración, jeringas de 60 milígramos (ocupa 60 al mes), apósitos no adhesivos de espuma de alto rendimiento (30 al mes) sabanillas protectora de cama (180 mensuales), sondas de aspiración número 14 y alimento Ensure.

Con la esperanza de que las puedan ayudar, la mamá de Vanessa explicó que estas son las cosas que le complican en estos momentos ya que es un gasto considerable mensual, ya que en el resto de las necesidades cuenta con la ayuda de su familia, la que asume parte de los gastos, ya que los medicamentos se los entregan en el hospital natalino. Es por esta razón que han realizado una campaña a través de las redes sociales para recibir ayuda, que les permita sobrellevar el difícil momento que se encuentran atravesando.

Para quienes la puedan ayudar la mamá dio su cuenta Rut del Banco Estado 7179339-7, que está a su nombre Rosa Díaz Haro, y su número de celular: 961696653. En la campaña que se ha difundido se pide prudencia al contactarla, ya que ella ocupa la mayor parte de su tiempo en el cuidado de Vanessa.