Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo

Fiscalía investiga denuncia de trata de personas que afectó a ocho haitianos

Por La Prensa Austral miércoles 25 de abril del 2018

Compartir esta noticia
1.476
Visitas

Está por determinarse si se está frente a un delito o un maltrato laboral

Los ciudadanos extranjeros fueron traídos a Ultima Esperanza para trabajar en la explotación de la turba. Acusaron malos tratos y burlas por parte de su empleador y haber enfrentado las adversas condiciones climáticas de la zona protegidos bajo precarios toldos, elaborados con bolsas de plástico. La indagatoria la lleva adelante la Fiscalía de Puerto Natales

La Fiscalía de Puerto Natales se encuentra investigando una denuncia de trata de personas realizada por ocho ciudadanos haitianos que llegaron a la provincia de Ultima Esperanza a trabajar en la explotación de la turba.

La denuncia fue realizada en el cuartel de la 2ª Comisaría de Carabineros, diligencia que tuvo como dificultad el idioma, debido a su escaso manejo del español, al comunicarse sólo a través de creolé -idioma haitiano, similar al francés, pero que no tiene ninguna base en común con el español-. Pese a ello acompañaron sus dichos con videos y fotografías tomadas en su lugar de trabajo.

La denuncia fue efectuada en los primeros días de abril y durante este tiempo se ha realizado la investigación con sumo sigilo, debido a que el problema del idioma impide tener certeza si se está frente a un delito de trata de personas, frente a otro delito no especificado e, incluso, a un maltrato laboral.

Por lo anterior la Fiscalía espera efectuar una nueva entrevista con los denunciantes, ahora con un traductor de creolé, para tener claridad sobre los términos de la denuncia.

Malos tratos y burlas

Su situación también la hicieron presente ante la Inspección del Trabajo, donde indicaron haber sufrido malos tratos y burlas por parte de su empleador. Además en su trabajo, referido a la explotación de la turba, que realizaban en el sector de seno Obstrucción (70 kilómetros al sur de Puerto Natales), debían enfrentar las malas condiciones climáticas de la zona protegidos bajo precarios toldos elaborados con bolsas de plástico.

Un mes y medio vivieron en estas adversas condiciones antes de exponer su situación a la presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, María Belén Davey, quien los acompañó a realizar la denuncia respectiva por considerar que se estaban vulnerando sus derechos más elementales.

Los ocho trabajadores fueron contactados en Santiago y se les cancelaba un salario mensual imponible de 345 mil pesos, de acuerdo a su certificado de pagos previsionales.

La trata de personas es un delito que consiste en captar, trasladar y recibir a una persona recurriendo a la violencia o engaño para someterla a diferentes tipos de explotaciones ya sean sexuales, laboral, y extracción de órganos.

Su trabajo como operarios indicaron que consistía en la explotación de los turbales, que se utiliza como acondicionador de suelos para cultivos agrícolas, cobertura de suelos y sustrato para el cultivo de hongos, especialmente champiñones, la elaboración de paneles de aislamiento térmico y acústico, mediante un proceso de aglomeración, y en el tratamiento de aguas residuales.

Hoy los ocho ciudadanos extranjeros se encuentran contratados para otra empresa, realizando labores de cobro de estacionamientos vehiculares en Puerto Natales.