Necrológicas
  • Víctor Manuel Valderas Vargas
  • Ricardo Cuevas Campos
  • Olalla Gallegos Zúñiga
  • Misael García Barría

“Vamos a llegar hasta las últimas instancias para esclarecer la muerte de mi papá”

Por La Prensa Austral miércoles 10 de enero del 2018

Compartir esta noticia
2.289
Visitas

Dramático testimonio entregó hijo del taxista fallecido

Familia acusa negligencia médica en torno a su muerte y responsabiliza al Hospital Augusto Essmann Burgos

El pasado lunes en la mañana llegó hasta la OIRS de la Gobernación Provincial el joven David Antonio Haro López, 24 años, hijo del taxista fallecido en Punta Arenas el pasado jueves 4 de enero, luego de concurrir en cuatro ocasiones al servicio de emergencia del Hospital de Natales, siendo derivado esta última vez al Hospital Clínico, en Punta Arenas.

Acompañó en el trámite ante el ente de gobierno, Belén Davey, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, con el objeto de interponer un reclamo y denuncia por la muerte del malogrado taxista, de 44 años.

El objetivo que se persigue y que fue planteado por ambos, es incentivar el uso de los canales regulares existentes en los servicios públicos para reclamar o denunciar y que, actualmente, en Natales no están siendo usados.

David Haro, relató a El Natalino, las circunstancias que rodearon la muerte de su padre Marco Haro, donde responsabiliza directamente al Hospital Augusto Essmann de haber incurrido en una grave negligencia médica que, finalmente, le costó la vida.

“No puede ser que un hospital te envíe a Punta Arenas la cuarta vez que concurres, cuando ya la persona va como paciente crítico”.

Inicio del infortunio

Relata David que “todo este drama partió el 22 de diciembre cuando mi padre se sintió mal y concurrió a Urgencias por primera vez…mi padre tenía una tos de hacía bastante tiempo y esta vez le recetaron remedio para el resfrío y la bronquitis aguda y de vuelta para la casa”.

“Porque no se mejoraba, nuevamente fuimos al hospital ya que mi papa tenía un fuerte dolor intercostal en el lado derecho de su cuerpo. Esta vez lo atendió otro doctor. En la segunda consulta, dice el documento que me entregaron en el hospital, “el paciente hace dos días presenta tos con flema y con sangre. Y le duele el costado derecho del abdomen”.

Mientras tanto, Marco Haro empeoraba en su condición. “Pareciera que se me hubiera abierto otra cosa en la costilla”, dice el joven que le contó su padre. “Yo, lo revisé en la espalda y tenía inflamado”, por lo que nuevamente concurrimos a solicitar atención al hospital.

Quedó consignado en el documento de atención médico: “Está con tos y le duele la parte de atrás de la espalda”.

Dice que su padre siguió presentando mucha tos, le recetaron medicamentos para el resfrío y de vuelta lo enviaron a su domicilio. Agrega que los procedimientos que le aplicaron fueron nebulización y ketorolaco con suero para calmar el dolor.

Prosigue relatando que la segunda y tercera vez de concurrir al servicio de Urgencias a su padre le tomaron radiografías de tórax, en la tercera el médico le señala que tenía una mancha en el pulmón y que podría ser un cuadro de neumonía, no obstante, igual lo enviaron de regreso a su domicilio.

Diagnóstico en Punta Arenas

Posterior a esto y ya que su padre continuaba sintiéndose mal y no mejoraba y con mucho dolor, David le aconseja que se vaya a atender al hospital de Punta Arenas.

Una vez allí, en el servicio de Urgencias de Punta Arenas, el médico que lo atendió le detectó una fractura en la costilla número nueve. El mismo médico le dijo que la fractura de la costilla era producto de la intensa tos que le afectaba.

De regreso a Natales los síntomas de Marco no mejoraron, sino todo lo contrario, por lo que llamaron al Samu y es trasladado al hospital natalino. Esta vez le realizaron el escáner y le encontraron líquido en un pulmón. Era el día dos de enero.

“Debo decir que las cosas con el Samu no fueron rápidas, nosotros llegamos a las seis y media de la tarde y recién a la una y media de la mañana lo trasladan a Punta Arenas y eso que estaba en riesgo vital”, señala el joven.

“Mi papá llegó de Natales a las 4 de la mañana del día 3 y quedó en la Uti del Hospital Clínico”, puntualiza.

El doctor -agrega- lo pasó a ver y le dijo que lo iban a operar el día cuatro de enero.

“Su pareja, Mónica, se despidió de mi papá como a las cinco de la tarde y, luego, él falleció a las tres de la mañana de un paro cardiorespiratorio”, complementa.

Cambio de vida radical

David contó a El Natalino que esta etapa por la que se encuentra atravesando afectó radicalmente su vida, pues deberá trasladarse a vivir a Natales (es egresado de Ingeniería Mecánica) y hacerse cargo de su hermano menor y solicitar su tuición legal.

Además, también deberá responsabilizarse de su abuela de 94 años, quien es enferma crónica y se encuentra en silla de ruedas.