Necrológicas

Vecinos se quejan por bajo voltaje de sus equipos electrónicos, calefacción y emprendimientos

Por La Prensa Austral miércoles 29 de julio del 2020

Compartir esta noticia
Visitas

La situación afecta a residentes del sector alto de la ciudad

La baja tensión que reciben en sus domicilios afecta sus vida cotidiana e, incluso, las actividades comerciales de muchos de ellos

Malestar y preocupación existe entre los vecinos de la calle Arturo Pérez Canto (prolongación Rubén Darío) por el bajo voltaje que reciben en sus domicilios lo que afecta sus actividades cotidianas e incluso los emprendimientos que hay en el sector.

La mencionada calle permite el acceso a los huertos que hay en el lugar, que originalmente eran aproximadamente 22, pero que se han ido subdividiendo con el tiempo, aumentando la cantidad de residentes. Lo anterior es el mismo fenómeno que se ha producido en todos los Huertos Familiares, que rodea el sector alto y norte de la ciudad de Puerto Natales.

Hasta el momento no se habían presentado problemas para los vecinos de calle Arturo Pérez Canto, sin embargo durante este invierno y específicamente este mes los inconvenientes se han agudizado en lo que se refiere al voltaje que llega a sus inmuebles.

En un comienzo muchos pensaron que sus electrodomésticos estaban fallando por lo que compraron nuevos microondas o hervidores, para finalmente percatarse que la tensión que recibían, que debiera ser de 220 voltios, apenas superaba los 100 voltios y nunca alcanzaba los 200. Ante ello, algunos optaron por volver a la “antigua” tetera y a calentar y preparar su comida en las estufas magallánicas. Sin embargo, lo que pudo pasar como una anécdota, se transformó en un problema grave cuando ha mediados de mes dejaron de funcionar los sistemas de calderas por problemas en su encendido eléctrico y los emprendimientos existentes en el lugar sufrieron graves pérdidas por la falta de un suministro adecuado de energía.

Por ello realizaron las consultas y reclamos respectivos ante Edelmag, cuyos funcionarios efectuaron trabajos orientados a superar la situación, lo que se logró en parte, pero está lejos de ser una solución definitiva.

Pérdidas económicas

Ricardo Livingston vive en el huerto 52 (1-B) donde tiene una avícola e invernaderos (uno de ellos con calefacción para la creación de almácigos)

Manifestó que en el último tiempo el voltaje ha ido bajando y en su caso no llega a los 200 voltios, por ello “en la noche un microonda no funciona y un hervidor tampoco”. Sin embargo este año la situación se agravó más y la tensión que tenía su suministro eléctrico no superaba los 150 voltios, lo que produjo que su incubadora de huevos no alcanzara la temperatura requerida. De los 300 huevos sólo eclosionaron 90 (lo normal es sobre 200) y ello lo logró porque traslado la máquina con los huevos hasta otra toma de corriente en una residencia en el centro de la ciudad.

Agregó que “la temperatura en vez de estar entre 38 a 37 grados Celsius no superaba los 35 grados y con dos a tres grados menos los huevos no eclosionan”.

Lo mismo sucedió con su invernadero calefaccionado, donde murieron sus plantas debido a que la caldera (que tiene un arranque eléctrico) no funcionó.

Livingston expresó que “este problema lo tienen muchos vecinos. Uno de ellos debió comprarse una tetera porque no podía hervir agua en su casa, porque no hay voltaje, no funciona su hervidor”.

Tres días sin calefacción

Los vecinos Manuel Alvarez y Rubén Pérez esperan una solución definitiva al problema.

Por su parte, Manuel Alvarez del huerto 55 (A-3) expresó que “no se está entregando la corriente de acuerdo a las características que necesitan los aparatos electrónicos para poder funcionar, el microonda no funciona, con la luz también es posible apreciar que baja la intensidad de las ampolletas, y esto en cierta manera ha originado fallas en los equipos eléctricos, los cuales de acuerdo al Sec (Superintendencia de Electricidad y Combustibles) deben funcionar con un voltaje de 220 voltios y en una oportunidad se midió acá y tuvimos 100, 110 y 150 voltios”.

Expresó que lo más complejo fue que “tuvimos tres días que no pudimos hacer funcionar la caldera, eso significa quedarse sin calefacción lo que se sumó con las condiciones climáticas que tenemos en Puerto Natales que hacen que la sensación térmica sea muy baja, y quedarse sin calefacción es bastante duro sobre todo en invierno”.

Añadió que “uno cancela un servicio pensando que va a cumplir con las características técnicas que requieren los artefactos electrónicos para funcionar correctamente y te entregan la mitad”. Expresó que no es lo que buscan pero tampoco este servicio deficiente se ve reflejado en la boleta de cobros de servicios que llega a fin de mes. Acotó que “uno está pagando por un servicio que se recibe de forma deficiente”.

Indicó que tras los trabajos realizados por el personal de Edelmag, aumentó el voltaje, lo que ha permitido que por lo menos funcione la calefacción central.

Su vecino, Rubén Pérez, quien vive en el huerto 55 (A-2) agregó que “el problema es con los refrigeradores y para quienes tiene calefacción central. Los medidores muestran el voltaje y este llegaba a los 140 y a los 160 voltios. Por lo que había que apagar una ampolleta para encender otra y ni siquiera podías hervir el agua”.

Expresó que “tenemos varios problemas de voltaje, baja mucho, nunca está estable, el fin de semana vinieron gente de la empresa eléctrica y hablaron de unos transformadores”.

Versión de Edelmag

Consultada al respecto la empresa Edelmag, reconoció que “durante el último tiempo, en el sector indicado se ha registrado un inusual aumento en el consumo de la energía eléctrica, por lo cual se han realizado varios trabajos orientados a normalizar dicha situación”.

Añadieron que “se está trabajando en la elaboración de un proyecto que permita entregar una solución integral al crecimiento que se registra en ese sector, el que se espera concretar a la brevedad”.

Fotos Gabriel Leiva