Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Miriam Rozas Alvarado
  • Dagoberto Mancilla Ojeda
  • Ida del Carmen Alvarado Navarro
  • Pedro Delgado Andrade
  • Peter Eladio Frías Gómez
EDITORIAL

Acuerdo de Zona Franca

Por La Prensa Austral domingo 22 de enero del 2017

Compartir esta noticia
95
Visitas

Luego de que -con contrato en mano, bases de la licitación, otras disposiciones legales y una lista de incumplimientos- se planteara por parte de la ex directiva de la Cámara Franca que se debía poner término a la concesión entregada a la Sociedad de Rentas Inmobiliarias Ltda. desde agosto de 2007, el caso concluyó como era predecible.

Bajo la premisa de que siempre “es mejor un mal arreglo que un buen juicio”,  la intendencia regional dio paso a un proceso negociador con la actual administradora de la Zona Franca, del cual derivó un convenio suscrito este viernes que, para las partes, permite dar término a todas las discrepancias surgidas en torno al contrato de concesión. Ello incluyó un acuerdo de transacción, por el cual desistieron de contenciosos interpuestos en la esfera judicial.

Dando por prescritos cobros, multas e intereses y sacando a relucir documentos que habrían aceptado modificaciones sustanciales de las obras de inversión comprometidas por el concesionario, el acuerdo fue presentado por el gobierno regional como un verdadero logro y – de paso con cierto barniz de sacar provecho político- se sostuvo que zanja todos los problemas surgidos por la nula fiscalización de parte de los anteriores intendentes y los entes de control del Estado. Se ensalzó que el actual equipo de gobierno tuvo la determinación de hallar este punto de entendimiento.

La concesionaria, en defensa de sus derechos, ejerció un fuerte lobby y un férreo staff de abogados logró hacer valer sus posturas e imponer su interpretación de los términos del contrato.

La única conclusión que se puede sacar de este caso es que, desde el proceso licitatorio, este asunto no partió bien y en ello no tiene la responsabilidad la empresa que se adjudicó la concesión, sino los equipos políticos y jurídicos del Estado que permitieron que haya un acuerdo cuya redacción no permitió que hubiera meridiana claridad desde un comienzo, prestándose para confusiones y argucias.