Necrológicas
EDITORIAL

Agro, hacia cambios cuantitativos y cualitativos

Por La Prensa Austral jueves 1 de noviembre del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
45
Visitas

Durante el primer gobierno de Michelle Bachelet se acuñó el eslogan “Chile, potencia alimentaria mundial”, colocando énfasis en que el territorio tiene un enorme potencial para incrementar su producción y ser un importante abastecedor de la creciente demanda por alimentos en el mundo.

Esta industria es la segunda exportadora a nivel nacional y ha tenido un ritmo constante y creciente, si bien resta muchísimo aún para alcanzar un volumen y calidades que permitan suplir en un buen porcentaje la referida demanda.

Pero, uno de los componentes de esta actividad es que involucra una larga y variada cadena de pequeños y medianos proveedores, con quienes se debe trabajar para que éstos eleven sus estándares y diversifiquen sus productos. Estos, a su vez, se verán beneficiados de toda política pública en tal sentido.

Magallanes es una de las regiones que ha buscado hacerse parte de este ambicioso proyecto, entendiendo que su sola locación geográfica agrega un valor importante a todos los productos silvoagropecuarios que se exporten desde estas latitudes.

La demanda de los consumidores de los países desarrollados exige cada vez más una producción sana y que respete el medioambiente.

El potencial magallánico en este sentido es inmenso y el cambio de la producción local ha sido ostensible con la incorporación de energías renovables en los campos, modernización de los procesos, adquisición de buen material genético y tecnificación de los sistemas.

Quizás la horticultura es el rubro en el cual más se ha notado la inversión pública, la que ha permitido elevar más y mejores invernaderos, construir pozos y sistemas de regadío y recientemente adquirir maquinarias que modernizarán y permitirán incrementar la producción. Esto ha ido de la mano de capacitaciones y mayor conocimiento sobre cosechas y forma de comercializar los productos.

Quizás decir que Magallanes puede ser una potencia alimentaria a nivel mundial resulte una frase demasiado ambiciosa, pero se trata de un sueño dable de abrigar. Es, por esto, que pareció tan importante el anuncio hecho por Piñera en Punta Arenas de que se seguirá invirtiendo en el desarrollo de la agricultura regional.