Necrológicas
  • Segundo Velásquez Pérez
  • Alberto Octavio Velásquez Pincol
  • Jaime Montaña Hernández
  • Ciro Jofre Niño de Zepeda
  • Claudia Hernández Ojeda
  • Jorge Eduardo González Díaz
EDITORIAL

Apoyo a la agricultura campesina

Por La Prensa Austral martes 3 de diciembre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
34
Visitas

Para regiones, siempre la visita de algún ministro del gobierno es esperada con expectación, en virtud de los anuncios que éste pudiera efectuar a favor de la zona y sus habitantes. El reciente viaje del ministro de Agricultura, Antonio Walker, no fue la excepción.

Y, como todas las cosas, su visita tuvo de dulce y de agraz. Lo amargo fue, sobre todo para el sector turístico -principalmente el que trabaja en la provincia de Ultima Esperanza- la ratificación que hizo de la decisión gubernamental de aplicar un alza a la entrada al Parque Nacional Torres del Paine a partir de enero próximo, para allegar más recursos que permitan mejorar el recinto.

Más allá de la desazón que sus palabras provocaron, el ministro también realizó declaraciones que cayeron como miel sobre hojuelas. Primero, reconoció que la fuerza y persistencia con que la gente ha seguido saliendo a las calles para hacer ver sus demandas sociales remeció al mundo político y a los poderes del Estado.

En tal contexto, hizo ver que, indirectamente, el mundo de la economía familiar campesina ha sido uno de los más afectados con estas movilizaciones que comenzaron el18 de octubre pasado.

Tanto para hacerse cargo de la contingencia como para desterrar temores obvios respecto de la discontinuidad de las políticas públicas de apoyo a la agricultura campesina, Walker dijo que el gobierno apoyará con fuerza a estas familias y pequeños agricultores.

Anunció que, para acoger el clamor popular, el ministerio generó su propio “Plan de Acción Rural: por un Chile más Justo”, que implicará inyectar unos $19 mil millones. Uno de los focos más relevantes será enfrentar los efectos del déficit hídrico y apoyar a la agricultura familiar campesina.

Estas certezas ministeriales son bienvenidas. Ahora sólo cabe esperar qué porcentaje de estos dineros será invertido en la zona, región que requiere impulsar particularmente a este rubro y su asociatividad, para, entre otros fines, tender a lograr el soñado autoabastecimiento agrícola.