Necrológicas
EDITORIAL

Apropiación indebida de dineros de Segunda Compañía de Bomberos

El directorio general del Cuerpo de Bomberos resolvió intervenir la Se-gunda Compañía, luego de que se detectaran irregularidades en el manejo financiero de la referida entidad bomberil.
[…]

Por La Prensa Austral jueves 25 de junio del 2015

Compartir esta noticia
158
Visitas

El directorio general del Cuerpo de Bomberos resolvió intervenir la Se-gunda Compañía, luego de que se detectaran irregularidades en el manejo financiero de la referida entidad bomberil.
Según la denuncia, en primera instancia se está responsabilizando al director de tal compañía y, de hecho, se interpuso en días pasados una querella por apropiación indebida contra el ex timonel de la Bomba Chile.
De acuerdo a lo conocido, el desvío de fondos se habría realizado a través del uso de facturas falsas y cheques girados y cobrados por la misma persona, la cual no ha sido ubicada.
No es la primera vez que en organizaciones como ésta se descubren situaciones en que las personas que tienen responsabilidad y facultades para firmar y emitir documentos cedan a la tentación de  apropiarse de recursos institucionales. Algunos, quizás, pensando en que, luego, tendrán la capacidad de restituirlos sin que nadie se llegue a enterar.
Es aconsejable que este tipo de acontecimientos salga a la luz y que no prime una malentendida solidaridad gremial o de compañeros. No son pocos los que, so pretexto de resguardar el buen nombre y prestigio de una institución, también aconsejan ventilar sólo interiormente situaciones como la que se comenta.
En éste y en todos los casos, es importante que se haya recurrido a las instancias formales de investigación y persecución de delitos, como fue denunciar e interponer una querella.
Si bien toda apropiación indebida de recursos y el robo, en general, son acciones que merecen el máximo repudio dentro y fuera de una institución, se presenta más repudiable que la entidad afectada sea un cuerpo de Bomberos, compuesto por hombres y mujeres que se desprenden de su tiempo y están dispuestos a arriesgar su vida por el bien común.
Además y pese a la importante función social que de-sempeñan, Bomberos es una entidad que carece de recursos y que, en la gran mayoría de las ocasiones, se financia sólo gracias a la solidaridad y ayuda de los vecinos.
Por ello, se presenta más canallesco que alguien, habiendo abrazado el voto de servicio bomberil, se apropie de los magros recursos institucionales.