Necrológicas
  • Ana Julia Berrios
  • Juan Castillo Valdebenito
EDITORIAL

Arborización de la ciudad

Por La Prensa Austral martes 5 de marzo del 2019

Compartir esta noticia
43
Visitas

Chile y Magallanes, en particular, han avanzado en materia de adoptar algunas medidas tendientes a cuidar y preservar su patrimonio natural, estableciendo parques y reservas nacionales y diversas áreas protegidas.

Sin lugar a dudas, éstas serán medidas que beneficiarán a las comunidades y que son fundamentales para salvaguardar el desarrollo integral del país y de la región.

Pero con igual esmero y en forma simultánea se tiene que trabajar para garantizar que dentro de las ciudades haya parques, paseos y avenidas arborizadas, ya que estos espacios y la presencia de naturaleza dentro de los entornos urbanos cumplen diversas funciones que son de alto beneficio para los habitantes.

En primer término, los árboles aportan una mejor calidad de aire, reduciendo la contaminación atmosférica y aminorando gracias a su follaje el ruido molesto de las ciudades, producto del tráfico y la congestión vehicular y de otras fuentes de polución acústica.

También sirven de agentes reguladores del clima y sirven de resguardo frente a precipitaciones de agua y nieve, además de ser purificadores del agua y lugares predilectos para las aves.

La presencia de árboles, arbustos, plantas y pastos en la ciudad las hermosean y le permiten a los habitantes de las urbes sentirse mejor.

Los primeros pobladores de Punta Arenas y de otras ciudades de la región tenían perfectamente claro aquello y es, por eso, que hasta el día de hoy las grandes arborizaciones que presentan tuvieron su origen en los inmigrantes.

Toda municipalidad y todo gobierno regional deben cuidar este aspecto tan esencial al momento de pensar en la mantención de los espacios públicos y en el crecimiento de las ciudades. Esto requiere que los vecinos aporten lo suyo, ayudando al cuidado de las especies que se plantan y repudiando el vandalismo.