Necrológicas
  • Carlos Warner
  • Filomena Cárcamo
EDITORIAL

Arribo del INDH a Magallanes

Por La Prensa Austral viernes 18 de noviembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
105
Visitas

Hablar en Chile de derechos huma-
nos está -y esta-rá por un buen tiempo más- in-defectiblemente asociado a la dictadura militar y a la vio-
lación sistemática de los de-rechos fundamentales por parte de organismos del Estado. Represión, tortura, violación, exilio, deportación, delación y asesinato son términos que traen a la mente aquel tiempo aciago que entristece la historia nacional.
Es, por ello, que para algunos no resulte lógico que hoy, en plena democracia, se siga hablando de la promoción y del respeto de los derechos humanos.
Sin embargo, es una temática muy presente, pues no sólo se circunscribe a etapas dictatoriales o conflictos armados, sino que congrega un sinfín de materias y aspectos, que se relacionan, en rigor, con el respeto del ser humano en su integridad, sólo por el mero hecho de existir.
En todo régimen político, será relevante promover los derechos y las libertades fundamentales de cada persona y es así como en la mayoría de los países se han creado instituciones destinadas a la protección y enseñanza de estos principios y valores.
En Chile, existe el Instituto Nacional de Derechos Humanos y su primer propósito fue crear una cultura respetuosa en torno a esta temática.
Hoy, el INDH inaugurará oficialmente su sede en Punta Arenas, extendiendo hasta nuestra región su accionar y disponiendo de profesionales que orientarán a las personas que lo requieran en ámbitos relacionados con su injerencia.
La oficina tendrá el desafío de generar un diagnóstico e ir identificando, en virtud de las particularidades de Magallanes, cuáles son los temas propios y desafíos de los habitantes de esta zona.
El ámbito de acción es vasto, con temáticas propias de vulneración de derechos vinculados a casos ocurridos en dictadura, pero también otras que nacen de las relaciones laborales, el respeto al medioambiente, la convivencia intrafamiliar, la problemática de los inmigrantes, las demandas de los pueblos originarios, el acceso a la salud, la inclusión, entre otras.
Desde tal perspectiva, sin duda que la oficina del INDH será un buen aporte para los magallánicos y quienes se están afincando en estas tierras.