Necrológicas
  • Andrés Nicolás Pivcevic Rajcevic
  • Eduviges del Carmen Unquen Unquen
  • Lucía Ruiz Bustamante
  • Rubén Rosales Loaiza
EDITORIAL

Aumento de casos de VIH y reforzamiento de campaña

Por La Prensa Austral domingo 17 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
56
Visitas

Tres décadas han transcurrido de la pesquisa de los primeros casos de VIH/Sida en Magallanes, restringidos inicialmente a grupos gays. Hoy la infección ha cambiado notablemente sus características y perfil, convirtiéndose en una enfermedad crónica que tiene control, pero no cura.

En la región, según los últimos registros oficiales, entre enero y octubre de 2018 se habían reportado 51 nuevos infectados, correspondiendo 8 a mujeres y 43 a hombres, pesquisa realizada entre más de 13 mil exámenes procesados. Sólo en el período entre 2012 y 2017 se notificaron 268 casos.

En la última década, la política mundial sobre el virus ha apuntado a una nueva razón de prevención centrada en la identificación y tratamiento de personas infectadas con VIH, particularmente entre las llamadas poblaciones clave o blanco, como hombres que tienen sexo con hombres (HSH), personas trabajadoras sexuales y otras poblaciones vulnerables.

No obstante, frente al fuerte crecimiento de contagiados en el país, estimado en un 19 por ciento entre 2017-2018, lo que representa un poco más de mil casos nuevos, el Ministerio de Salud ha dado un giro brusco a su política al momento de enfrentar este flagelo, privilegiando la aplicación de test rápidos a nivel de consultorios, como una manera de incentivar la pesquisa oportuna y el inicio temprano del tratamiento.

Se trata de un examen simple que se realiza con una muestra de sangre que se obtiene mediante un pinchazo en un dedo y en 20 minutos ya se puede saber si la muestra es reactiva o no, parecido mucho a un test de embarazo.

Más allá de la incorporación de este mecanismo, es cómo continuar y acentuar la prevención. El énfasis, desde nuestro punto de vista, debe estar en las nuevas generaciones. Los jóvenes se incorporan en forma cada vez más prematura a la actividad sexual y, en el corto plazo, serán los adultos que se incorporen a los rangos etarios de los contagiados. En su condición de estudiantes, tienen los espacios y el tiempo como para recibir charlas orientadoras que les permitan conocer acerca del VIH y las propuestas que surgen desde el gobierno y de otros sectores.

Aún así, conviene recalcar la actitud que debe asumir cada persona. La posibilidad de adquirir el virus está latente particularmente entre quienes tienen conductas de riesgo. Junto con apelar a la responsabilidad individual, vale la pena poner la mirada preventiva de mediano plazo entre los jóvenes que se están iniciando en la vida sexual.