Necrológicas
  • Miguelina del Carmen Alvarado Garrido
EDITORIAL

Baja calidad de la enseñanza media

Por La Prensa Austral jueves 28 de septiembre del 2017

Compartir esta noticia
122
Visitas

Mientras la ac-tual administración sigue realizando ajustes presupuestarios para poder traspasar recursos y hacer frente a los requerimientos monetarios del área de enseñanza de la Corporación Municipal y el Colegio de Profesores desistió de iniciar una paralización de brazos caídos, la oficina regional de la Agencia de Calidad en la Educación entregó algunos antecedentes revelantes respecto de la medición que se practicó a 2.674 establecimientos de todo el país que imparten enseñanza media.
Así, la agencia informó que sólo el 3% de los recintos educacionales de la región que entregan enseñanza media quedaron en el nivel alto, mientras el 66% se sitió en el nivel medio y el 14% de los liceos está en la categoría medio bajo.
El otro 17%, que corresponde a cinco establecimientos, obtuvo un grado insuficiente, porcentaje que resulta el más alto a nivel nacional. Estos liceos pertenecen a las comunas de Punta Arenas y Puerto Natales.
Pensando que la población regional es pequeña en comparación con la que tienen otras regiones y comunas de Santiago, resulta perfectamente abordable la temática de mejoramiento educacional y la inversión que ello requiere tendría, por lo mismo, un gran impacto a corto y mediano plazo.
Por ello, resulta tan alarmante tanto que sólo el 3% de los liceos haya quedado en el nivel de alto como que el 31% de éstos esté en las categorías de medio bajo e insuficiente.
La ley es taxativa en imponer que deben ser cerrados aquellos establecimientos que tienen el peor desempeño y que no logran remontar en cinco años.
Si bien esta información no es la más auspiciosa, mirando el vaso medio lleno se puede plantear que, al menos, sir-
ve de base para que cada recinto en concomitancia con las autoridades sectoriales lleve adelante un proceso de mejoramiento educacional, de manera de gestionar los recursos profesionales, económicos y pedagógicos que ello requiera.
Cabe acotar que lo más relevante es que cada establecimiento cuente con una directora o un director que impulse con energía su proyecto educativo, que aliente y trabaje codo a codo con sus docentes y, sobre todo, que crea que sus estudiantes pueden y deben aprender sin importar su procedencia socioeconómica.