Necrológicas
  • Amina Rodríguez vda. de Molina
  • Rodolfo Antonio Godoy Huenteo
  • Fernando Muñoz Subiabre
EDITORIAL

Boric, el fenómeno electoral

Por La Prensa Austral lunes 20 de noviembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
336
Visitas

El proceso eleccionario de ayer fue un verdadero terremoto político para un sector tradicional de la política chilena, que ha tenido como canal de expresión a la Democracia Cristiana. Los resultados obtenidos en Magallanes, por lo pronto, hablan por sí mismos y fueron ampliamente refrendados por lo sucedido en el resto del país.
Pero, igualmente a lo largo de todo Chile hay miles de personas celebrando. Se trata de un sector emergente de la política nacional, como es el Frente Amplio, que agrupó a diversas corrientes más bien de izquierda y que tuvo un impresionante respaldo en las urnas, tras enarbolar como bandera de lucha -que nace de su íntimo convencimiento- que se requieren cambios radicales en el país.
La debutante Beatriz Sánchez en las lides políticas estuvo a un tris de quedar como segunda mayoría y pasar a segunda vuelta presidencial al haber concitado, al cierre de esta edición, el 20,27% de los votos. Nada mal para quien, sólo un par de meses atrás, era una simple periodista y locutora que ejercía su oficio con gran profesionalismo.
Casi sextuplicar su representación parlamentaria en un puñado de años es un logro que hoy lo quisieran muchas de las viejas y rancias estructuras partidarias que ayer, sencillamente, parecieron co-
lapsar.
En este análisis entra, sin lugar a dudas, la figura del diputado Gabriel Boric, quien optó por seguir el camino de su reelección en Magallanes, si bien hubo un momento en que, pensando en su incidencia nacional, se le tentó para que fuera por Valparaíso donde había triunfado recientemente otro magallánico, como Jorge Sharp, en las pasadas elecciones municipales de 2016.
Boric asumió el riesgo de su reelección, pese a que muchos de sus propios partidarios la tenían por incierta. Pero, reencantó a sus seguidores y no sólo logró los 15 mil votos con que quebró el sistema binominal en 2013, sino que ayer superó, contra todo pronóstico, aquella histórica votación: 18 mil 626 sufragios.
Este 32,83% de adhesión ciudadana dice algo y así lo deben entender las anquilosadas estructuras partidarias y la vieja guardia de la política regional, sobre todo aquellos que conducen o militan en los partidos como el Socialista o el Comunista.
Algo está pasando en el país y no todos lo están entendiendo.