Necrológicas
EDITORIAL

Calidad de vida en Puerto Edén

Por La Prensa Austral lunes 19 de febrero del 2018

Compartir esta noticia
165
Visitas

Recientemente, en su calidad de presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Natales, María Belén Davey visitó la apartada localidad de Puerto Edén, en la provincia de Ultima Esperanza. La dirigenta aprovechó el viaje para reunirse con los habitantes y ver las obras de adelanto que se encuentran en ejecución para, se supone, beneficio de los residentes.

Sin embargo, de regreso a Puerto Natales, la representante vecinal alzó su voz para denunciar lo que a su juicio representa una falta de fiscalización de los importantes recursos que el Estado ha destinado en ese lugar, ya que según su apreciación in situ, las obras hasta ahora realizadas no se condicen con la calidad que debieran tener y con costos exageradamente elevados. Específicamente aludió a los inmuebles favorecidos con el subsidio de asignación directa de Mejoramiento de la Vivienda del programa de Protección del Patrimonio Familiar del Serviu, destinado a 35 familias de la villa. Los montos, de acuerdo a cada vivienda, varían entre los 25 millones hasta los 90 millones, indicó la dirigenta.

Davey manifestó que “lamentablemente nos encontramos con trabajos a medio terminar y sin  que se logre el propósito de las autoridades y de los habitantes de lograr una verdadera mejora en sus condiciones habitacionales”, acusando que gran parte de ese millonario presupuesto queda en manos del contratista y no en la obra de mejoramiento. Como ejemplo de lo anterior mostró un presupuesto de materiales, donde una puerta tiene un valor superior a los 900 mil pesos. También puso de relieve que el malgasto de los recursos se observa en el proyecto de las pasarelas peatonales, denunciando que se han construido con materiales de calidad deficiente.

También dijo haber constatado un gran malestar en los habitantes con respecto al proyecto de Normalización de Sistemas de Suministro Eléctrico, que tuvo un valor superior a los $353 millones, y que no ha redundado en contar con luz eléctrica permanente, ya que el racionamiento persiste. Como corolario de las deficiencias señaladas, agregó que en el cementerio de Puerto Edén los restos humanos están a la vista; que el agua potable presenta serios problemas; que el vertedero ubicado en un islote se encuentra colapsado desde hace años.

Sin duda graves denuncias, a las que alguna autoridad de gobierno debe dar algún tipo de respuesta, acompañada -de verificarse las irregularidades- de pronta solución.