Necrológicas
  • Filomena Cárcamo
  • Raúl Ampuero Ampuero
  • Flor Díaz Retamales
  • René Araya Arancibia
EDITORIAL

Capitalización de TVN y fortalecimiento de Red Austral

Por La Prensa Austral lunes 13 de noviembre del 2017

Compartir esta noticia
203
Visitas

Algido ha sido el debate que desató el proyecto enviado por el Ejecutivo al Congreso con la finalidad de lograr que se aprobara la capitalización del canal estatal Televisión Nacional de Chile (TVN).

Finalmente, fueron aprobados US$47 millones para enfrentar la grave crisis financiera por la que atraviesa el canal del Estado y otros US$18 millones para una señal cultural e infantil, que se denominó Canal 2.

En 2015, TVN exhibió pérdidas por $25 mil millones y, cuando llegó el proyecto al Congreso, surgieron naturalmente las voces de crítica respecto de cómo no se pudo haber intervenido antes y adoptado medidas de restricción y reformulación.

Se elevaron cuestionamientos porque se solicitó esta capitalización, pero sin un compromiso y un programa para saber en qué serán utilizados estos millonarios recursos. Así, hubo varios senadores que tildaron esta iniciativa de irresponsable.

El mensaje presidencial pasó ahora a tercer trámite legislativo y, mientras se resuelve esto en el Congreso, parece pertinente pensar que es lógico que se abra un debate sobre qué televisión estatal se quiere para Chile.

Uno de los temas a resolver es cómo evitar que la programación de TVN no tenga que entrar al macabro mercado del rating, el cual ha llevado a que la mayoría de los canales exhiba un contenido de dudosa calidad y más bien de corte chabacano.

Y, por lo pronto, se debería exigir que haya más contenido regional en la transmisión televisiva y que se potencien los equipos locales.

En el caso de TVN Red Austral, nadie duda que ha sido relevante su aporte desde que se inaugurara la señal en 1969. Por ello, cabe esperar que no sobrevenga la tentación de seguir reduciendo su dotación o pensar, sencillamente, en eliminarla.

En una comunidad como la magallánica se requiere que haya una señal estatal que asegure la pluralidad y que, entre otros, entregue información objetiva y que le haga sentido a la gente, siendo la proximidad, en tal caso, uno de los elementos noticiosos más importantes. Los aspectos soberanos también entran en estas consideraciones.