Necrológicas
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
  • Yolanda Miranda Andretta
EDITORIAL

Carabineros, un aniversario con dolor y rabia

Por La Prensa Austral sábado 29 de abril del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
67
Visitas

Cumplir nueve dé-cadas sirviendo a la patria y sus ciudadanos amerita una gran celebración y debe llenar de orgullo al generalato y a todos los oficiales de una entidad tan respetada como lo es Carabineros de Chile.
Este 90º aniversario encuentra a la policía uniformada adecuándose a los desafíos que impone una sociedad más compleja y populosa que, además, sufre los embates de la “profesionalización” de los delincuentes, el perfeccionamiento de las redes criminales y el aumento del uso de la violencia.
Responder a ello con mayor dotación, oficiales más capacitados, tecnología más mo-derna y nuevos equipos y vehículos ha sido el plan en curso dispuesto por Carabineros en conjunto con los gobiernos de turno.
Sin embargo, todo este es-fuerzo y este aniversario se han visto, lamentablemente, empañados por los coletazos del millonario fraude que involucra a 60 ex funcionarios de la institución. Este caso ha ido en escalada y ya se estima en unos $20 mil millones el monto de lo defraudado.
Lo sucedido ha consternado no sólo a la policía uniformada, sino que también a toda la comunidad, pues Ca-rabineros de Chile es una de las instituciones más entrañables y mejor valoradas por la gente.
Resulta pesaroso que todo el esfuerzo y la labor desinteresada y noble de la mayoría de los efectivos policiales, desde Visviri a Puerto Toro, se vea enlodada por un puñado de inescrupulosos que no sólo ha robado echando mano a las arcas fiscales, sino que ha pisoteado a sus mártires y a cuantos cumplen con su labor exponiendo a diario sus vidas o superando circunstancias adversas.
Como bien lo declaró hidalgamente su general director, este 90º aniversario de Carabineros fue una celebración a la que debieron sumar el dolor y la rabia por lo sucedido.
Meritorio ha resultado, em-pero, el actuar del alto mando, en cuanto a expulsar de sus filas a todos los que hasta ahora aparecen involucrados en esta deshonrosa defraudación, en vez de tratar de deslindar responsabilidades y tender una red protectora.