Necrológicas
  • Ramón Vargas García
  • José Yáñez Barrientos
  • Armando Vidal Cubate
EDITORIAL

Caso tronaduras se traslada a la Corte Suprema

Por La Prensa Austral jueves 22 de agosto del 2019

Compartir esta noticia
81
Visitas

La Corte Suprema tendrá la última palabra en torno al conflicto entre Mina Invierno y grupos ambientalistas por el proyecto de tronaduras en isla Riesco.

Este 20 de agosto, el Tercer Tribunal Ambiental, con asiento en la ciudad de Valdivia, anuló la resolución de calificación ambiental (RCA) favorable que permitía a la Minera el uso de explosivos en sus faenas de carbón.

En opinión de dos de los tres jueces que fallaron la causa, dicha RCA no incorporó el componente paleontológico, en circunstancias que durante las tareas propiamente tal en la mina se detectó la presencia de piezas fósiles, principalmente plantas.

El hecho se enmarca en la decisión tomada por el gobierno de Sebastián Piñera, a través del director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (Sea), de aprobar la utilización de tronaduras en la minera, revirtiendo la determinación de la Comisión de Evaluación Regional de Magallanes que en enero de 2018, había rechazado el proyecto, luego de cuatro años y medio de que esta iniciativa se presentase por primera vez.

La batalla legal se arrastra desde noviembre de 2018, cuando la organización Alerta Isla Riesco, histórica opositora del proyecto junto con la familia Stipicic, interpuso un recurso de reclamación ante el Tercer Tribunal Ambiental, el cual cinco días después revirtió el uso de las tronaduras obtenido en septiembre de ese año, a través de una medida cautelar.

Desde entonces la firma carbonífera, cuyos controladores son el Grupo Angelini y la familia Von Appen, conjuntamente con los sindicatos de trabajadores, han emprendido una serie de acciones con miras a revertir la cautelar que restringía la profundidad de las tronaduras. Este incierto escenario trajo como coletazo la desvinculación de 230 operarios.

El no poder hacer uso de esta herramienta de extracción los deja sin capacidad productiva, por la que desde un comienzo la empresa anunció que agotaría todas las herramientas judiciales para evitar el cese de operaciones. Y, así lo ratificó ayer tarde la empresa a través de una declaración pública, de hacer uso de la última instancia legal, la Corte Suprema, vía un recurso de casación.

No hay que desconocer el rol que ha jugado Mina Invierno en el desarrollo económico y social de Magallanes, tanto en la generación de mano de obra como las más de 200 pequeñas empresas que son parte de esta cadena productiva.

Con esta resolución, el panorama no sólo se visualiza complejo para la minera, con un cierre que ya tiene fecha para noviembre próximo, sino también para el gobierno que se ve enfrentado a una encrucijada que impactará fuertemente en la economía regional, con la pérdida de más de un millar de empleos, y el desafío no menor de insertar a los trabajadores desvinculados en otros puestos laborales.

En consecuencia, ante la nueva instancia judicial, tanto la empresa como el Servicio de Evaluación Ambiental, tienen por delante la misión de revertir el fallo, haciendo suyo el voto de minoría del ministro Iván Hunter, para quien el tema paleobotánico de Mina Invierno está plenamente resguardado y protegido, resultando innecesario cualquier evaluación que se quiera efectuar respecto de este componente ambiental, punto de vista que a la postre no fue compartido por los otros dos miembros del Tribunal de Valdivia.