Necrológicas
  • Luis José Rodolfo Mansilla Cárcamo
  • María Orfelina Almonacid Miranda
  • Enrique Guillermo Bacho Herrera
EDITORIAL

Casos de bullying en colegios de Magallanes

Por La Prensa Austral miércoles 30 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
198
Visitas

Conmoción en todo el país provocó la noticia de la decisión de una joven de sólo 16 años, quien se quitó la vida en el baño de un café de una reconocida franquicia internacional.

Según los primeros antecedentes, la dramática decisión habría sido gatillada por los duros comentarios que habría recibido a través de redes sociales tras asistir a una fiesta con otros estudiantes de su colegio.

Este sería uno más de los casos de bullying cibernético que se ha sumado a la agresión presencial que cientos de niños y jóvenes sufren de parte de sus pares al interior de los establecimientos educativos.

Es, por ello, que en los últimos años se ha buscado que en cada colegio y liceo se realicen campañas preventivas y se generen espacios de diálogo y de mediación que permitan deponer estas conductas de acoso que pueden dañar gravemente a una persona.

En este contexto, es que también resultan preocupantes las denuncias que, de tanto en tanto, se registran en Magallanes y que han afectado a diferentes establecimientos. Recientemente, apoderados del único recinto educacional en Puerto Williams llegaron a Punta Arenas para visibilizar su queja, acusando que no ha existido empatía de parte de la dirección y profesores del referido liceo.

El agravante en este caso puntual es que, a diferencia de lo que ha sucedido con otros reclamos, la solución no puede pasar porque los estudiantes afectados sean cambiados de colegio, pues no existe alternativa en dicha localidad.

El bullying es un mal social y una verdadera pesadilla para quienes lo sufren y, aunque en mayor o menor medida, siempre ha estado presente en las comunidades escolares, hoy día se ve agravado por el uso de las redes sociales.

Todo esto hace que sea más necesario que nunca que las familias estén atentas y que las comunidades educativas cuenten con sistema de prevención y protocolos que puedan ser aplicables ante las denuncias que se reciban.

C

onmoción en to-
do el país provocó la noticia de la decisión de una joven de sólo 16 años, quien se quitó la vida en el baño de un café de una reconocida franquicia internacional.

Según los primeros antecedentes, la dramática decisión habría sido gatillada por los duros comentarios que habría recibido a través de redes sociales tras asistir a una fiesta con otros estudiantes de su colegio.

Este sería uno más de los casos de bullying cibernético que se ha sumado a la agresión presencial que cientos de niños y jóvenes sufren de parte de sus pares al interior de los establecimientos educativos.

Es, por ello, que en los últimos años se ha buscado que en cada colegio y liceo se realicen campañas preventivas y se generen espacios de diálogo y de mediación que permitan deponer estas conductas de acoso que pueden dañar gravemente a una persona.

En este contexto, es que también resultan preocupantes las denuncias que, de tanto en tanto, se registran en Magallanes y que han afectado a diferentes establecimientos. Recientemente, apoderados del único recinto educacional en Puerto Williams llegaron a Punta Arenas para visibilizar su queja, acusando que no ha existido empatía de parte de la dirección y profesores del referido liceo.

El agravante en este caso puntual es que, a diferencia de lo que ha sucedido con otros reclamos, la solución no puede pasar porque los estudiantes afectados sean cambiados de colegio, pues no existe alternativa en dicha localidad.

El bullying es un mal social y una verdadera pesadilla para quienes lo sufren y, aunque en mayor o menor medida, siempre ha estado presente en las comunidades escolares, hoy día se ve agravado por el uso de las redes sociales.

Todo esto hace que sea más necesario que nunca que las familias estén atentas y que las comunidades educativas cuenten con sistema de prevención y protocolos que puedan ser aplicables ante las denuncias que se reciban.