Necrológicas
EDITORIAL

Censo: una población envejecida y más diversa

Por La Prensa Austral sábado 12 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
71
Visitas

La entrega oficial de los antecedentes levan-
tados en el último censo ha permitido efectuar una serie de análisis a nivel nacional y re-gional.

El dato que más se ha barajado se refiere a que sobre dos millones de personas en el país tienen 65 años y que este segmento poblacional está creciendo progresivamente.

El envejecimiento de los habitantes plantea grandes desafíos respecto del mercado laboral y las políticas sociales. Así, se ha informado que uno de cada cinco adultos mayores declara estar trabajando, levantando la inquietud sobre el acceso a puestos de trabajo y sobre la calidad de los mismos.

Insólitamente, más de mil personas que tienen cien años o más siguen trabajando por un pago en dinero, por enseres o en forma gratuita para sus familias.

Mientras esto se explica principalmente porque las pensiones son bajas y ello obliga a las personas a mantenerse en el sistema o emprender labores informales, se subentiende que se precariza el empleo para este segmento poblacional.

Por otra parte, existe una presión desde el mundo de las AFP y del actual gobierno por retrasar el momento en que los adultos mayores jubilen, a fin de que sigan cotizando e incrementen sus ahorros previsionales.

Otro de los datos interesantes que se desprende de la información oficial del Ine es que, además de ser más vieja, la población es más diversa y esto no sólo por la creciente inmigración.

Una cantidad similar a la de los adultos mayores, es decir, sobre dos millones de personas (12,8% del total) se identificó con una etnia. En Magallanes, este reconocimiento es más elevado, pues el 23% de la población censada declaró pertenecer a algún pueblo originario, mientras el 3% es migrante extranjero, tasa menor que la nacional (4,35%).

Estos son sólo dos datos de los tantos que se pueden desprender del último censo y que tienen que ser bien leídos por las autoridades de turno, pues exigen una adecuación pertinente de las políticas públicas.