Necrológicas
  • Maritza Saldivia Alvarado
  • Rodolfo Ernesto Regueira Ferrari
  • Luis Ernesto Cofré
  • Juan Ariel Cavero Guinado
EDITORIAL

¿Cifras dispares sobre migrantes en Magallanes?

Por La Prensa Austral domingo 15 de abril del 2018
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
33
Visitas

La inmigración -con sus aportes, pero también sus problemáticas- es un tema importante que, desde el Estado, se tiene que abordar con mayor acuciosidad.

Toda corriente migratoria es bienvenida cuando ésta aporta profesionales y operarios bien formados y capacitados y/o cuando implica la llegada de personas y sus familiares que desean incorporarse a la sociedad, trayendo su cultura y asumiendo tanto derechos como deberes de todo ciudadano.

El país está enfrentando un ingreso masivo de extranjeros, el cual tiene que ser monitoreado y controlado por los distintos servicios y organismos públicos que tienen injerencia en esto.

A la espera de una ley que permita enfrentar de mejor manera este fenómeno, cabe esperar que jefaturas gubernamentales y policiales, por ejemplo, tengan una actitud proactiva en torno a este tema y asuman de motu proprio acciones efectivas que permitan mantener controlado el ingreso de personas de otras nacionalidades. Ello, no porque se tema o se intente conculcar el derecho que tiene todo humano de migrar en búsqueda de mejores oportunidades ni obviar el deber que tiene todo Estado de acoger a los migrantes.

Por el contrario, un proceso inmigratorio controlado implica contar con mayores beneficios y resguardos para las mismas personas que llegan al país, en cuanto a que formalicen su ingreso y cuenten con la documentación requerida, tengan acceso a un lugar para vivir, a la escolaridad, a un trabajo remunerado y a los servicios de salud, entre otros.

El punto de partida para brindar todo aquello en Magallanes es que exista un catastro efectivo del número de personas que han ingresado. Pero, hay preocupación en ciertos círculos porque, al parecer, no habría concordancia entre las estadísticas que manejan algunas reparticiones fronterizas y las gobernaciones provinciales.