Necrológicas
  • María "Mila" Muñoz Gómez
  • Herminda del Carmen Contreras García
  • Belarmino Segundo Burgos Vásquez
EDITORIAL

Comicios de la DC y escasa participación de la militancia

Por La Prensa Austral martes 29 de mayo del 2018

Compartir esta noticia
91
Visitas

En una elección poco reñida, el ex diputado por La Araucanía, Fuad Chahín, se quedó el domingo con la presidencia nacional de la Democracia Cristiana, tras imponerse con el 63,42% de los votos a su contendor, el ex gobernador de San Antonio, Humberto Burotto (36,58%).

El resultado fue más bien predecible y, si bien se valoró desde el partido la participación de más de 13 mil militantes, no se puede desconocer que esta concurrencia a las urnas representa menos de la mitad del padrón de la DC. En rigor, sólo fue a votar el 42,5% de quienes se volvieron a inscribir en este partido.

Ello, pese a que se buscó entusiasmar a los DC en-viando en días previos diversos twitters como éste: “Porque de nuestras filas salieron tres Presidentes de la República, por quienes trabajaron y trabajan por nuestro país, ¡participa y vota!”.

En regiones como Magallanes, la situación fue peor. Sólo 119 militantes concurrieron a sufragar. De éstos, dos lo hicieron en blanco. Quizás sólo se pueda remarcar que, así como pasó en la segunda vuelta presidencial de diciembre del año pasado, acá ganó el perdedor a nivel nacional. La lista de Humberto Burotto logró concitar 124 adhesiones, contra los 73 de Chahín.

Para el ex diputado Juan Morano, esto deja totalmente en claro que en nuestra región la mayoría de los militantes DC está en total desacuerdo con lo que acuerda la directiva nacional, enfatizando que siempre ha estado por unidad y que, por ende, resiente la tesis del camino propio que se insiste en mantener, pese a la gran derrota sufrida en los últimos comicios presidenciales de Chile.

La timonel regional, Eugenia Mancilla, expresó que se sorprendieron por la alta abstención, pero la ligó al desánimo propio del referido batatazo electoral.

Sólo resta observar en qué forma este proceso eleccionario permite apalancar a una DC destruida y volver a poner en pie a uno de los partidos que fue señero en la política nacional o si, en caso contrario, se constituye en un paso más hacia el colapso total.