Necrológicas
  • Alejandra González Barrientos
  • Catherina Leiva Agüero
  • Alan Esteban Goyack Cerpa
EDITORIAL

Complejo panorama de inversiones

Por La Prensa Austral sábado 5 de enero del 2019

Compartir esta noticia
91
Visitas

En la última década, 749 proyectos fueron ingresados al sistema para la respectiva evaluación ambiental, totalizando 5 mil 942 millones de dólares en inversión comprometida. Esto, si se considera las iniciativas del año pasado, que incluyen tanto las aprobadas como las que se mantienen en análisis.

Este análisis comparativo permite ver que el 2018 fue el cuarto año con menor inversión asociada a proyectos ingresados al Sea. En efecto, se presentaron 37 iniciativas por casi 298 millones de dólares, de las cuales 16 se aprobaron (77 millones de dólares) y otras 21 se mantienen esperando la venia ambiental (221 millones de dólares).

Los guarismos son muy inferiores a 2014, cuando hubo 91 obras aprobadas superando los 1.406 millones de dólares; y en 2012, cuando 114 iniciativas totalizaron una inversión de 1.79 millones de dólares. Incluso, el año 2017 fue con creces muy superior, siendo que sólo se presentó un proyecto menos que en 2018 y que las 33 obras aprobadas de las 36 obras presentadas al Sea consideraron capitales por 729 millones de dólares.

Estas cifras son elocuentes y ameritan un estudio serio, pues existen diversas variables que hacen temer que incluso este año el panorama pudiera ser más desalentador, como la reformulación del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas que realizó el gobierno de Piñera, dando paso al denominado Plan Magallanes dejó de lado importantes proyectos. Igualmente, se tiene que tener presente la crisis financiera de Enap-Magallanes, cuyas obras explicaron más del 33% de las inversiones sometidas a evaluación ambiental en la última década.

Este cuadro debe preocupar a las entidades correspondientes, especialmente al gobierno y a las asociaciones gremiales que representan a los sectores productivos y de servicios en Magallanes, ya que el dinamismo económico está íntimamente ligado a la inversión que realizan los sectores público y privado.

Con esto, de alguna manera, se puede llegar a hipotecar el desarrollo de la región en el mediano plazo.