Necrológicas
  • Jorge Antonio Yersic Soto
  • Francisca Gallegos Rubio
  • Julio Sebastián Calderón Maclean
EDITORIAL

Compromiso presidencial con el fortalecimiento de los gobiernos regionales

En medio de una agenda legislativa recargada y marcada por la premura de las urgencias que impuso el gobierno y que determina el receso de verano, la Presidenta Michelle Bachelet ha expresado su empeño por sacar adelante su proyecto de fortalecer los gobiernos regionales.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 15 de enero del 2016

Compartir esta noticia
57
Visitas

En medio de una agenda legislativa recargada y marcada por la premura de las urgencias que impuso el gobierno y que determina el receso de verano, la Presidenta Michelle Bachelet ha expresado su empeño por sacar adelante su proyecto de fortalecer los gobiernos regionales.
Esto considera un conjunto de proyectos  y enmiendas legislativas, que es encabezada por la reforma constitucional que permitirá la elección directa de la primera autoridad regional, hoy denominada intendente y que, según cómo se han venido dando las cosas, podrá llamarse gobernador regional.
En este mensaje presidencial, también se establece la figura de un representante del Ejecutivo en cada región, figura que podría llamarse delegado presidencial, respecto del cual se está buscando el mejor escenario y delimitación de funciones, de tal manera que no dispute protagonismo ni liderazgo con el nuevo gobernador electo por la ciudadanía, pero que sí mantenga la concepción de un Estado unitario, haciéndose cargo de las funciones propias del gobierno interior, como son el orden y seguridad, tanto como la coordinación con los servicios que no sean descentralizados y que deben responder a políticas nacionales.
Además, se agrega otro proyecto de ley que considera la delimitación de funciones para el gobernador regional electo y para los consejos regionales, lo que implica el traspaso de facultades desde el nivel central al regional. Esto tiene que ver con una ley orgánica constitucional.
Existe un tercer proyecto de ley que está en plena definición, relativo a la asignación de recursos y a su correcta inversión, iniciativa que, según lo solicitado por la Mandataria, debe emanar de la subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo y de Hacienda antes de que termine enero y se entre al receso legislativo.
Se trata de un cambio fundamental, que implica transformaciones decisivas y respecto del cual colisionan intereses, los que se han dejado ver y entrever en las discusiones de las comisiones parlamentarias y en sala, en la medida que se abordan estas temáticas.
El propio Ejecutivo reconoce que hay tensiones, pero ha expresado su voluntad de impulsar estas iniciativas buscando puntos de acuerdo básicos que no las desnaturalicen, si bien se entiende que no todos los elementos están consensuados ni saldrán al pie de la letra de los proyectos enviados originalmente al Congreso.
Pero, y en medio de cuestionamientos sobre la real voluntad del gobierno de traspasar poder, competencias y recursos a las regiones, la Presidenta refrendó ayer ante los representantes de los medios escritos regionales su empeño de impulsar este cambio, el cual es estimado como el puntapié inicial para un proceso de democratización y descentralización efectiva.