Necrológicas
EDITORIAL

Construcción de nuevo parque eólico en Magallanes

Por La Prensa Austral sábado 20 de agosto del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
380
Visitas

La llegada de Methanex a la zona, en la década de los ‘80, reportó enormes beneficios a Magallanes, si bien la crisis gasífera obligó a la empresa canadiense a ajustar su proceso productivo.
En los esfuerzos por mantenerse en la región, aportó con la construcción del primer parque eólico en Magallanes, el cual está hoy en manos de Pecket Energy luego de que le vendiera sus tres aerogeneradores marca Vespas, que producen 850 kilowatts de manera individual.
La producción de Cabo Negro ingresó al sistema mediano de energía eléctrica a Punta Arenas, proporcionando 2,55 megawatts en conjunto, con disponibilidad de factor de planta cercano al 52% dadas las condiciones de viento.
Hoy, es la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) la que está trabajando en conjunto con el gobierno regional para avanzar en el uso de las energías renovables no convencionales (ERNC) en Magallanes y, en particular, estudiando la construcción de un nuevo parque eólico.
Inicialmente, el gerente regional de Enap-Magallanes reconoció el proyecto, pero acotó que éste estaba en una etapa muy preliminar.
Sin embargo, hay señales de que esta idea cobra fuerza, pues la estatal lanzará un llamado público para la presentación de antecedentes para la precalificación de compañías que deseen incorporarse al registro especial destinado a la iniciativa de levantar un nuevo parque eólico en Cabo Negro.
En su oportunidad, se informó que la empresa estaba definiendo la opción más conveniente para lograr financiar esta iniciativa, teniendo como alternativa el buscar un socio, que podría ser la misma Pecket  Energy.
Otra línea de financiamiento que se auscultaba era el uso de recursos del Fondema.
La materialización de este proyecto, así como otros en el mismo sentido, es posible gracias a que se aprobó en el Congreso la ampliación del giro de la estatal, lo cual le faculta ahora a participar en el negocio de la generación eléctrica.
Este proyecto, sin duda, va en la línea correcta. Se debe diversificar la matriz energética y apostar por el uso de energías renovables, sobre todo la eólica al ser Punta Arenas -según ciertos registros- la cuarta ciudad en el mundo con más viento.