Necrológicas
  • Luis "Luchito" Mansilla Cárcamo
  • María Mimica Brstilo vda. de Kunica
EDITORIAL

Convenio de suministro gasífero entre Enap y Methanex (I)

Por La Prensa Austral sábado 9 de diciembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
151
Visitas

La Empresa Nacional del Petróleo in-formó en la víspera la firma de un nuevo convenio de suministro gasífero con la canadiense Methanex, el que tendrá vigencia entre el 1 de junio del próximo año y el 31 de diciembre de 2019.
En dicho lapso, la estatal entregará al complejo de Cabo Negro un volumen cercano a los 800 millones de metros cúbicos durante 18 meses, según lo informado desde la gerencia en Santiago.
Este acuerdo se justificó ar-gumentando la mayor disponibilidad de gas y que el incremento de los volúmenes de venta ayudará a rentabilizar dichos excedentes y a viabilizar la operación de Enap Magallanes en el largo plazo.
Al respecto, se hizo ver que el acuerdo Enap-Methanex se enmarca en el Plan Estratégico 2014-2025 de la petrolera chilena, que tuvo como primer objetivo -ya cumplido- asegurar el suministro gasífero para la región con producción propia, estimándose un horizonte de 20 años. La segunda fase es vender el energético sobrante entre los clientes que le aseguren las mejores condiciones rentables.
La firma vancouverense, en tanto, confirmó el reinicio de la instalación de la planta Chile IV, cuya operación ha estado paralizada desde el año 2007 por falta de gas tras la crisis gasífera de Argentina.
Para aumentar su producción de metanol en la zona reactivando dicho tren del complejo de Cabo Negro, Methanex invertirá unos US$55 millones, dando un paso cierto para reducir el margen de sus operaciones subutilizadas.
Este acuerdo se presenta, en principio, lógico y mutuamente rentable para ambas empresas, si bien volverán a surgir los requerimientos de transparentar aspectos esenciales de éste, relativos principalmente al precio de venta de gas, cuestión que resulta relevante al considerar que Enap está recibiendo un fuerte aporte para evitar que el mayor costo de producción se traspase a las cuentas domiciliarias.