Necrológicas
  • Moisés González Diz
  • José Miguel Bahamonde Bahamonde
EDITORIAL

Convivencia legal entre personas del mismo sexo

La Corte Suprema de Estados Unidos, con cinco votos a favor y cuatro en contra, determinó el viernes recién pasado que el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser legal en todo el territorio norteamericano, forzando con ello a que los 14 estados que se negaban a unir a parejas homosexuales deban casarlos y reconozcan los matrimonios celebrados en otra jurisdicción.
[…]

Por La Prensa Austral martes 30 de junio del 2015

Compartir esta noticia
82
Visitas

La Corte Suprema de Estados Unidos, con cinco votos a favor y cuatro en contra, determinó el viernes recién pasado que el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser legal en todo el territorio norteamericano, forzando con ello a que los 14 estados que se negaban a unir a parejas homosexuales deban casarlos y reconozcan los matrimonios celebrados en otra jurisdicción.
Considerado un fallo histórico que seguramente no sólo tendrá grandes repercusiones en Estados Unidos, sino en el resto del mundo, esta sentencia ha sido comparada con decisiones tan fundamentales como la adoptada en 1954 y que terminó con la segregación racial en las escuelas norteamericanas.
El propio Presidente de EE.UU. celebró el paso dado, argumentando que al declarar inconstitucional la negativa a consagrar un matrimonio de personas del mismo sexo se ha hecho a su país “un poco más perfecto”.
Lo sucedido en la nación del norte hizo que nuevamente las miradas se vuelquen a lo que acontece en el país respecto de esta temática.
La actual Mandataria adoptó en junio de 2013 un compromiso para avanzar en esta materia, al dar su “sí, al matrimonio igualitario” e incorporó este tema a su programa de gobierno. Sin embargo y a quince meses de estar nuevamente en el poder, ha existido un silencio sobre este asunto.
Mientras tanto, se espera que el próximo 22 de octubre entre en vigencia la Ley Nº20.830 que reconocerá, por primera vez, la convivencia legal entre dos personas del mismo sexo. El Acuerdo de Unión Civil es valorado por amplios sectores -incluidos grupos de la derecha-, pero es visto por otros como un sucedáneo que no avanza en la igualdad de derechos, ya que sólo busca resolver aspectos previsionales y hereditarios de parejas de hecho.
Se trata de una temática, sin duda, muy compleja y hay opiniones como las de las iglesias que esperan que lo sucedido en EE.UU. alimente un debate interno, pero que no llegue a ser determinante al momento de legislar. Se insiste en que la institución del matrimonio está pensada para un hombre y una mujer que deciden procrear y que, respetando a aquellas personas que tienen inclinaciones sexuales diversas, se debe preservar este concepto tradicional de familia.