Necrológicas
  • Claudio Alejandro Saldivia Muñoz
  • Juan Orlando Raín Villegas
EDITORIAL

Creando consciencia en la prevención del VIH

Por La Prensa Austral martes 29 de agosto del 2017

Compartir esta noticia
Visitas

Hasta el Liceo Industrial Armando Quezada Acharán, en Punta Arenas, se trasladaron el viernes anterior autoridades para presentar la nueva campaña regional de prevención del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
Según las cifras de la seremi de Salud, desde 1989 a la fecha, en Magallanes se han notificado 380 casos, de los cuales 13 han sido detectados en el primer semestre del presente año.
Preocupante resulta constatar que el 54,3 por ciento de las notificaciones a nivel regional se concentra en personas menores de 35 años. Por lo mismo, las autoridades sanitarias se dispusieron llevar su mensaje preventivo a los liceos, enfatizando en el uso de preservativos. Y, es que se ha advertido una suerte de relajamiento durante las relaciones sexuales cuando no son en condiciones seguras.
El llamado es que los jóvenes tomen acciones más concretas en materia de prevención.
Más allá de apuntar con la campaña al segmento estudiantil, jóvenes capacitados como monitores en prevención de VIH, también promoverán la educación sexual en las discotheques.
Reforzar la campaña preventiva no es una tarea fácil. Basta recordar que algunos mensajes televisivos elaborados por las autoridades de Salud han sido objeto de censura, por ser considerados moralmente reprochables.
El énfasis, desde nuestro punto de vista, debe estar en las nuevas generaciones. Los jóvenes se incorporan en forma cada vez más prematura a la actividad sexual y, en el corto plazo, serán los adultos que se sumen a los rangos etarios de los contagiados. En su condición de estudiantes, tienen los espacios y el tiempo como para recibir charlas orientadoras que les permitan conocer acerca del Sida y las propuestas que surgen desde el gobierno y de otros sectores como son las instituciones religiosas. Incluso, con la posibilidad de discutirlas. Es probable que en ambas haya algunas coincidencias pero, las discrepancias surgen cuando se trata de combatir el contagio en el ahora, cuando las cifras tienden a ir en aumento después de dos años de escasa incidencia en las estadísticas.
Aún así, conviene recalcar la actitud que debe asumir cada persona. El manto de silencio que suele caer sobre el VIH-Sida cuando disminuye su incidencia como problema de Salud, no significa que el riesgo de contagio haya disminuido. La posibilidad de adquirir el virus está latente particularmente entre quienes tienen conductas de riesgo. Junto con apelar a la responsabilidad individual, vale la pena poner la mirada preventiva de mediano plazo entre los jóvenes que se están iniciando en la vida sexual.