Necrológicas
EDITORIAL

Definiciones de la ministra de Energía

Por La Prensa Austral sábado 7 de abril del 2018

Compartir esta noticia
151
Visitas

Magallanes no podrá planificar ningún progreso económico ni desarrollo social si no resuelve un componente primordial: el problema energético.

Tener un crecimiento sostenido de la economía doméstica requiere contar con un suministro energético seguro y sustentable, a un costo razonable que permita el desenvolvimiento de los emprendimientos en curso, pero también aliente la llegada de nuevos capitales y empresas a la zona.

Durante el anterior gobierno, se lanzó la estrategia de energía para Chile y para Magallanes, en particular, que contempla como horizonte el año 2030. Al momento de escribirse tal plan, el país contaba con una capacidad instalada total de casi 17 mil MW, de la cual un 73,6% corresponde al Sistema Interconectado Central, un 25,6% al Sistema Interconectado del Norte Grande y un 0,8% a los sistemas medianos de Aysén y Magallanes.

Las proyecciones son que, al 2020, las tasas de crecimiento del consumo eléctrico serán en torno al 7%, lo cual implicará aumentar la oferta.

En su reciente visita a la zona, la ministra de Energía ratificó la necesidad de diversificar la matriz energética regional, incorporando en forma creciente el uso de energías renovables, pero también remarcó que seguirá siendo necesario el impulso de producción de los combustibles fósiles. Aquello pasa no sólo por seguir inyectando recursos a Enap para sus labores prospectivas de hidrocarburos, sino utilizar otro de los elementos abundantes en la zona, como es el carbón.

Esta definición es importante en momentos en que Mina Invierno sigue batallando por lograr las autorizaciones correspondientes para acceder a los mantos carboníferos desde isla Riesco y vale recordar que se condice totalmente con lo definido en la referida estrategia de desarrollo, en cuanto a que la proyección de la matriz futura no puede prescindir del carbón. Entre otros elementos, porque éste proporciona estabilidad tanto técnica como económica al sistema eléctrico nacional.