Necrológicas
EDITORIAL

Deplorable estado de los paraderos

Por La Prensa Austral sábado 14 de octubre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
88
Visitas

Han pasado sólo cuatro años des-
de que se estrenaran en la ciu-dad modernos paraderos para que la gente esperara, confortablemente y resguardada de las inclemencias climáticas, el paso de la locomoción colectiva.
Se trató de una inversión de 384 millones de pesos provenientes de los fondos espejo de la Ley del Transantiago, con los cuales se levantaron 23 apeaderos de policarbonato.
Sin embargo, un recorrido por el centro de la ciudad entrega hoy una imagen poco feliz por el deplorable estado en que se encuentran dichos refugios. Ello, no sólo porque, a poco andar, fueron objeto de la acción antisocial de personas que los rayaron y comenzaron a destrozarlos, sino porque otro grupo los está usando como amparo para pasar la noche.
Como si todo lo anterior no fuera suficientemente grave, se une otro aspecto que se relaciona, además, a un problema de higiene de la ciudad y de salud pública, pues estos recintos también están siendo usados como baños públicos, siendo insoportable el olor a orina y a excremento humanos.
En suma y a vista y paciencia de las autoridades comunales, del gobierno y de las policías, esta inversión de casi 400 millones de pesos se ha tirado a la basura y, a sólo cuatro años, estas estructuras están totalmente destruidas y no cumplen para nada con el objetivo que fundamentó la inversión: servir de resguardo a la gente que debe trasladarse por la ciudad usando el sistema de transporte público mayor y menor.
Entonces, si las jefaturas aludidas no se coordinan y disponen medidas que aborten que las personas en situación de calle se apropien de estos espacios y que antisociales sigan rompiéndolos y rayándolos, de nada servirá que se destinen otros 77 millones de pesos para arreglar estas estructuras.
Seguirá, así, esta alocada danza de millones que se desperdician en proyectos que no tienen seguimiento ni resguardo necesario.