Necrológicas
  • Filomena Barría Mancilla
  • Peter Eladio Frías Gómez
  • Rudecindo Segundo Alvarado Mansilla
  • María Patricia Vargas Fuentes
EDITORIAL

Derecho de las mujeres de vivir sin violencia

En los registros del Servicio Nacional de la Mujer (Ser-nam), figura el re-
[…]

Por La Prensa Austral sábado 13 de junio del 2015

Compartir esta noticia
98
Visitas

En los registros del Servicio Nacional de la Mujer (Ser-nam), figura el re-
ciente reporte: Ju-
nio: En Contulmo, región del Bío Bío, Margarita Inés Zambrano Cea, dueña de casa de 63 años, habría sido asesinada con un hacha por su esposo al interior del domicilio que compartían.… Existían denuncias previas del año pasado por violencia psicológica.
De acuerdo a los reportes del Serman, este hecho eleva a 20 los casos de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va corrido de este año.
El femicidio es la forma más extrema de violencia contra las mujeres y está determinado que aquello se produce por una fuerte raigambre cultural que afianza que los hombres tienen derecho sobre la vida de las mujeres.
Esto lleva que, al año, mueran cerca de 40 mujeres en Chile.
La cifra no ha variado significativamente, pese a los millonarios gastos realizados para financiar campañas a través de los medios de comunicación y de los seminarios y exposiciones en diversos establecimientos educacionales.
Magro ha sido el avance en cuanto a cambiar las conductas y supuestos sociales respecto de la mujer y, sobre todo, del abuso del cual ellas son objeto en cada esfera social.
Por ello, el Sernam evalúa cambios a la Ley de Violencia Intrafamiliar, a fin de reivindicar el pleno derecho de las mujeres chilenas a vivir sin violencia.
Uno de los puntos que se busca enmendar de la Ley Nº20.066 sobre Violencia Intrafamiliar es que se amplíe el círculo y las facilidades para que las mujeres puedan formular sus denuncias. Ello, a fin de que el peso de la prueba no sólo quede en el ámbito familiar.
Otro punto crucial es el relativo a incorporar otros tipos de violencia que se producen en contra de las mujeres y en todos los contextos.
Este último aspecto resulta crucial pues persigue ampliar la concepción y la mirada que se tiene frente a estos atropellos, para que se incluya la violencia que se ejerce en el espacio público por parte de la pareja o de cualquier persona, pese a que no tenga ninguna relación con la víctima.
Las mujeres tienen derecho a vivir sin violencia.