Necrológicas
  • Patricio Enrique Furniss Fisher
  • Guillermo Antonio Sepulveda Vallejos
EDITORIAL

Desde ahora los bebés no nacidos tendrán identidad

Por La Prensa Austral miércoles 14 de agosto del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
69
Visitas

Hasta ahora no era posible que los padres de un niño muerto antes de nacer pudieran inscribirlo, darle un nombre y poder sepultarlo con una identidad.

La legislación chilena no autorizaba a inscribirlo con un nombre en el Registro Civil y sólo posibilitaba hacerlo bajo la denominación “NN, hijo de (nombre de la madre)”.

Empero, esto cambió a contar de ayer, al promulgarse la ley que crea el Registro Nacional de Mortinatos, la cual permitirá voluntariamente a madres y padres sepultar con un nombre y apellido a un hijo que muere antes de nacer bajo el nombre “Tu nombre es mi recuerdo”.

A nivel local el tema había sido instalado en la discusión pública por la Fundación “Era en Abril”, por lo que la nueva legislación fue valorada enormemente.

Dicha organización nació hace más de una década en Argentina y en Magallanes está presente desde 2016, buscando entregar apoyo a los padres de bebés fallecidos en el embarazo, en el parto o después de nacer. Se trabaja con grupos de ayuda mutua, quienes han vivido el duelo por muerte gestacional, neonatal e infantil.

El destino de los mortinatos se encontraba regulado en la ley de Registro Civil, al momento de abordar las defunciones, de manera que el fallecimiento de una criatura en el vientre materno o la que perece antes de estar completamente separada de su madre o la que no haya sobrevivido a la separación no eran inscritos en el registro de defunciones. En la práctica, sólo se extendían certificados de defunción -requisito indispensable para los efectos de poder retirar y sepultar un feto- a aquellos que tenían una gestación de más de 20 semanas o 500 gramos de peso.

Sin duda la nueva normativa viene a saldar una deuda con las familias que perdieron sus hijos antes de nacer y que tenían el doble dolor de la pérdida y la imposibilidad de otorgarles un nombre.

Pero, todo no termina aquí, pues uno de los gestores, el senador Francisco Chahuán, instó a sus colegas a dar un paso más y trabajar para apoyar los proyectos de mausoleos o sitios donde las familias puedan visitar a sus hijos que no alcanzaron a nacer.