Necrológicas
  • Juan Bautista Haro Vidal
EDITORIAL

Desde ahora los delitos sexuales no prescribirán

Por La Prensa Austral lunes 15 de julio del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Apartir de ahora quienes hayan sido víctimas de cualquier delito sexual podrán denunciar a sus victimarios cuando se encuentren preparados sin que corran plazos de prescripción para hacer efectiva dicha responsabilidad.

Lo anterior, dice relación con los delitos de violación; estupro; abuso sexual; exposición a actos de significancia sexual; producción de material pornográfico y favorecimiento de la prostitución, cuando ellos se han cometido en contra de menores de 18 años.

La Ley que declara imprescriptibles dichos actos, fue promulgada recientemente luego de un recorrido legislativo que demandó casi 9 años.

Es menester consignar que la iniciativa legal surgió el año 2010 luego de los abusos contra menores cometidos por sacerdotes de la Iglesia Católica.

La anterior legislación establecía la prescripción para este tipo de delitos en plazos que iban entre los  5 y 10 años después de que la víctima alcanzara la mayoría de edad, algo que en la práctica se traducía en la impunidad, dado el tiempo que toma a las víctimas menores de edad comprender y procesar los delitos.

De este modo se privilegia la extrema gravedad que tienen los delitos de connotación sexual cometidos contra niños, niñas y adolescentes, permitiendo a quienes han sido víctimas de estas agresiones denunciar su perpetración y a sus victimarios cuando se encuentren realmente preparados para hacerlo y enfrentarlo, sin que corran el peligro que las acciones legales (civiles y penales) para hacer efectiva la responsabilidad hayan prescrito, dejando en la impunidad hechos que los han marcado por toda su vida.

Si bien con este instrumento legal no se solucionan los casos prescritos, si regirá para los hechos que comiencen a caducar desde ahora.

Así, con esta legislación se acaba la impunidad para los pederastas, que en muchos casos, por el sólo transcurso del tiempo una persona víctima de estos delitos renunciaba a ejercer sus derechos, por lo que desde aquí en adelante podrá hacer efectiva la responsabilidad penal.

Como sociedad, existe la más absoluta convicción de que este tipo de delitos son especialmente graves, y por ende reprochables, pues su sola comisión desencadena tales trastornos en la personalidad, que difícilmente éstos llegan a superarse en el transcurso de la vida.