Necrológicas
  • María Elena Barticevic de Rodas
EDITORIAL

Deterioro de edificios públicos en Punta Arenas

Por La Prensa Austral domingo 6 de enero del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
155
Visitas

Punta Arenas tiene el gran desafío de recibir a los dignatarios, intelectuales, artistas y turistas que vendrán a visitarla en 2020 a propósito de la celebración de los 500 años de la expedición Magallanes-Elcano que permitió al hombre realizar la primera vuelta al mundo.

Como hito geográfico crucial, el estrecho que hoy lleva el nombre del navegante portugués fue parte de esta ruta marítima que comenzó Magallanes y que, tras su muerte, culminó Sebastián Elcano.

El alcalde Claudio Radonich ha tomado la batuta y ha desplegado una serie de esfuerzos para contar con una fuerte inversión pública que permita cambiar el rostro a la ciudad, embelleciéndola con algunas obras y, sobre todo, hermoseando calles,  plazas y plazoletas, así como generando nuevos espacios públicos, sitios de esparcimiento y áreas verdes en los sectores más periféricos de la ciudad. En esto -ha dicho el jefe comunal- se trata de aplicar un sentido de equidad urbana, llevando a barrios más populosos vegetación, mobiliario urbano y luminarias.

Este plan de inversión también considera reubicar el Museo de Sitio Nao Victoria y obras como el ascensor y centro de visitantes en el sector del Cerro de la Cruz. Además, tiene en mente crear paseos peatonales que hagan más amable la ciudad para quienes la recorren.

En este marco, cabe destacar dentro de los esfuerzos alcaldicios, la designación de “Capital Americana de la Cultura 2020”, presentando para ello una candidatura sólida.

La gran conmemoración ad portas bien vale que se incremente en forma sustancial la inversión pública y privada para que Punta Arenas esté a la altura de tal aniversario. Es, por ello, es menester denunciar la gran cantidad de edificios que están en el sector céntrico y que presentan un evidente estado de abandono.

En esta edición, un reportaje gráfico permite dimensionar la cantidad de edificaciones en mal estado y que requieren urgente que se realice un plan de restauración. Cabe esperar que las unidades técnicas pertinentes tomen nota de esto y procedan en consecuencia, considerando que buena parte de éstos pertenecen a entidades públicas.