Necrológicas
  • José Arturo Sotomayor García
EDITORIAL

Día del Periodista y el reconocimiento a José Villarroel González

Por La Prensa Austral miércoles 12 de julio del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
119
Visitas

Ayer se conmemoró en todo el país el Día del Periodista, efeméride que busca recordar y valorar al “mejor oficio del mundo”, como lo calificó Gabriel García Márquez.
Para esta casa periodística, los actos conmemorativos de este año fueron coronados con una grata sorpresa: la decisión de la directiva regional del Colegio de Periodistas de entregar un reconocimiento al jefe de Fotografía de La Prensa Austral, José Villarroel González.
La distinción, que se realizó en dependencias de nuestro diario, resultó particularmente emotiva pues participaron de este reconocimiento no sólo los directivos del colegio de la Orden, sino colegas de los otros medios de comunicación social de Magallanes y periodistas que ejercen labores de relaciones públicas en servicios estatales y empresas privadas de la zona.
La masiva y transversal presencia de reporteros y periodistas quiso reflejar el gran aprecio y reconocimiento que, colectivamente, realiza la comunidad magallánica a José Villarroel, quien exhibe una trayectoria impecable, en la que, en casi cuatro décadas, siempre ha destacado por su entrega desinteresada a la región y a El Magallanes, primero, y a La Prensa Austral, después.
A ello, se suma -como bien reconoció la directiva del Colegio de Periodistas- su apoyo constante y desinteresado, formando y guiando los pasos de los nuevos reporteros gráficos.
No deja de ser doblemente meritorio que José Villarroel llegó a El Magallanes, en 1973, buscando una oportunidad laboral, aprendiendo el oficio de reportero gráfico que le llevaría a ser testigo privilegiado y capturar con su lente momentos únicos de la historia reciente de la región, recordando él mismo la llegada a Punta Arenas del Papa Juan Pablo II, en abril de 1987, como uno de los eventos más significativos que debió cubrir.
Este hombre ha ejercido con ética y profesionalismo su labor, pese a no haber pasado por la universidad, llegando a convertirse en jefe de Fotografía. José Villarroel González es un ejemplo viviente de cómo una persona puede hallar el reconocimiento dentro de su empresa y en la sociedad cuando realiza su trabajo cotidiano con esmero y con “una pasión insaciable”, como magistralmente postuló García Márquez.