Necrológicas
EDITORIAL

Discapacidad, hacia el reconocimiento constitucional

Por La Prensa Austral jueves 5 de diciembre del 2019
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
Visitas

Chile está movilizado o, como algunos prefieren decir, Chile despertó. Las posiciones y ópticas políticas permiten fundamentar razones y vaticinar desarrollos para este particular proceso social que ha tenido, desde el 18 de octubre, a millones de habitantes de este país y de nuestra región, en particular, en las calles.

No se trata del vandalismo que es repudiado por todos -o debiera serlo-, sino del genuino fastidio ciudadano y del derecho que tiene quien vive en este país a exigir ser tratado según su condición de ser humano, es decir, con dignidad.

Aunque para muchos parece una discusión secundaria y que poco aporta para responder a un sinnúmero de demandas sociales expuestas, el cambio constitucional cobra cada día más importancia.

Lo relevante es que así está siendo entendido y asumido por los ciudadanos que antes vivían más bien en la ignorancia respecto de cuán importante es tener una u otra Constitución.

Uno de estos grupos es el que une a millones de personas y sus familias que presentan algún grado de capacidades diferentes, quienes este año se sumaron a las manifestaciones pacíficas a lo largo de todo Chile y salieron a alzar su voz el martes 3 de diciembre, fecha en que se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Este segmento social es relevante, pues representa al 20% de la población nacional. Entendiendo que las personas que lo conforman se relacionan con diversas enfermedades y condiciones, es muy significativo que las organizaciones que las representan hayan acordado levantar una bandera común: el reconocimiento constitucional de la discapacidad.

La asamblea general de la Onu suscribió en el año 2006 una convención ad hoc, la cual fue ratificada por Chile en 2008. Sin embargo, el Estado aún incumple el otorgar un reconocimiento en nuestra Constitución a las personas con discapacidad. Esta es una tremenda deuda que se mantiene con nuestros compatriotas.