Necrológicas
  • Adela Guzmán de Labbe
  • Nacho Chamorro Díaz
  • Tegualda Pascuala Paillán Cheuquepil
  • Jorge Plaza Oyarce
  • Luis Armando Soto Cárdenas
  • Juan Toledo Barría
  • Elena Contreras de Fierro
  • Rosa Edith Montaña Torres
EDITORIAL

Drogas sintéticas y su presencia en Magallanes

Por La Prensa Austral martes 12 de febrero del 2019

Compartir esta noticia
Visitas

Un crecimiento del hallazgo de drogas sintéticas ha encendido las alarmas de la policía a nivel país. En el caso de la PDI, las incautaciones aumentaron en 680 por ciento entre 2016 y 2018.

Y, es que el incremento de drogas de laboratorio viene de la mano con el auge del éxtasis a nivel mundial.

Según Naciones Unidas, en el planeta hay 800 tipos de drogas sintéticas, de las cuales 40 han llegado a Chile.

Especialistas afirman que se trata de química pura, donde la parte psicoactiva responsable de los efectos se concentra en algunos componentes estructurales de la droga. Así, de esta forma, los traficantes para eludir los controles, mantienen los componentes que les interesan y le incorporan otros con tal de hacerlas diferentes.

Lo anterior, ha significado un cambio drástico en los métodos de investigación, en comparación con las pesquisas desplegadas para el tráfico de drogas, como la marihuana y la cocaína.

En Magallanes, en el último año, la policía civil decomisó 56 pastillas de éxtasis; 31,5 dosis de fármacos ilegales; 2,5 cápsulas de DMT; 8,1 setas alucinógenas y un pequeño frasco con LSD en estado líquido.

Si bien en el papel puede resultar ínfima las incautaciones, es dable sostener que localmente hay un incipiente mercado de consumo que está siendo abastecido mediante la internación de este tipo de sustancias, ya sea a través de uso de rutas clandestinas o bien por ingresos legales.

Ya no sólo se consume en fiestas, sino en celebraciones íntimas y privadas.

El éxtasis o MDMA puede producir una intoxicación aguda con taquicardia, hipertensión, palpitaciones, hipertermia, hipertonía muscular, coagulación intravascular diseminada, insuficiencia renal, alucinaciones visuales rabdomiolisis y hasta la muerte súbita.

El llamado, entonces, está dirigido a los padres a estar alertas frente al cambio de conducta de sus hijos, pues la primera señal que muestran consumidores está relacionada con la euforia.

En todo caso, es deber de las autoridades reforzar el aspecto preventivo y por supuesto el rol fiscalizador, que recae en las policías, de modo de neutralizar cualquier ingreso o comercialización de este tipo de droga que cada vez más está envolviendo a jóvenes y niños, quienes incluso llegan a probarlas antes de los 12 años.