Necrológicas
EDITORIAL

Ejército y Antártica

Por La Prensa Austral viernes 21 de septiembre del 2018

Compartir esta noticia
Visitas

Ya quedaron atrás las Fiestas Patrias, que tiene como uno de sus hitos la conmemoración del Día de las Glorias del Ejército cada 19 de septiembre, efeméride con la cual se busca recordar a todos los soldados que, a lo largo de la historia chilena, han dado su vida para proteger a nuestra Patria.

El Ejército es una institución consustancial a la formación de Chile como un Estado independiente y una república democrática.

Siendo reconocida su capacidad estratégica, táctica y operativa, ha disuadido a algunos países que han querido amenazar a nuestro territorio.

Es, por ello, que desde los albores de la república se decretó que la Parada Militar debía ser una ceremonia de Estado, si bien fue en 1915 que se declaró el 19 de septiembre como el día para celebrar la valentía de los hombres y mujeres que adscribieron a este servicio.

En este andar, el Ejército también ha sido un actor primordial en aquellos episodios históricos en que el orden establecido fue puesto en jaque. Todavía el país está con sus heridas abiertas tras el último golpe militar de 1973 y se sigue exigiendo a varios de sus integrantes, sobre todo los altos mandos, que proporcionen los antecedentes que permitan esclarecer muchos casos de violaciones a los derechos humanos.

En Magallanes, la presencia del Ejército ha sido fundamental para lograr no sólo el poblamiento regional, sino para defender su territorio.

Y, en una labor vasta y abnegada, esta institución también ha realizado esfuerzos soberanos en la Antártica, gracias a la base Capitán General Bernardo O’Higgins. Hoy, 21 miembros del Ejército están radicados en el remoto islote Isabel Riquelme, poniendo a prueba sus capacidades profesionales y humanas y colaborando con los diversos programas científicos que allí se desarrollan.

Para nuestra región y para Chile, en general, esta base ha jugado un rol trascendental pues este año se cumplieron 70 años desde que un 18 de enero se instalara el primer grupo del Ejército en dicho territorio, cumpliendo labores de soberanía y apoyo a la investigación científica.