Necrológicas
  • Ramón Leonidas Vera González
  • Fabiola Mansilla
  • María de Lourdes Muñoz vda. de Ortega
EDITORIAL

El buen momento de la producción ovina

Por La Prensa Austral miércoles 27 de septiembre del 2017
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
112
Visitas

Una leve recupe-ración está regis-
trando la producción y comercialización de carne ovina en el país, identificándose la apertura del mercado chino como un elemento clave para potenciar este sector.
Según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), las exportaciones de carne de cordero crecieron un 30% durante el primer semestre en comparación con igual lapso del año anterior. Los envíos al extranjero fueron cercanos a las 3 mil 500 toneladas, con retornos de casi US$20 mil millones.
El desglose de estos datos entrega que esta bonanza no estuvo centrada en un crecimiento significativo del volumen (11,8%), sino en el mejor precio internacional, el cual tuvo una variación positiva de 28,3% respecto del primer semestre de 2016.
De acuerdo al último informe emitido por la dirección regional del Instituto Nacional de Estadísticas (Ine), se registró un alza en la producción cárnica en agosto en comparación con igual mes del año pasado.
Este repunte estuvo influenciado, principalmente, por la producción ovina con un fuerte incremento en el número de animales faenados (292,4%), con una mayor variación porcentual de la categoría borrego.
La situación pecuaria de la región, marcada por estos datos referentes a la producción ovina, se presenta así más auspiciosa, si bien se requieren incentivos y planes que permitan abordar y contrarrestar los principales problemas que tienen hoy los ganaderos, como la falta de agua y la degradación de las praderas.
Ello impone mantener el trabajo mancomunado entre el gobierno y los privados para ampliar los planes de recuperación de suelos e impulsar nuevas inversiones que permitan llevar agua a los campos y optimizar el regadío.
El control de plagas como la pilosela y la sobrepoblación de guanacos son otros frentes que no se deben descuidar, pues, si bien la sequía y la degradación de suelos ha sido eclipsada de alguna forma con los esfuerzos genéticos para aumentar la producción de lana y carne, está claro que la sustentabilidad del sector requiere de una inversión sostenida e incorporación de tecnología.