Necrológicas
  • Norma Luisa Muñoz Sánchez
  • Valeria Aguilar Díaz
EDITORIAL

El desafío detrás del Chapuzón 2015

El programa de la Invernada 2015 sigue desarrollándose y ayer se registró otro de los eventos que se han transformado en pilares de este sinnúmero de actividades que impulsa la municipalidad de Punta Arenas.
[…]

Por La Prensa Austral viernes 17 de julio del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
303
Visitas

El programa de la Invernada 2015 sigue desarrollándose y ayer se registró otro de los eventos que se han transformado en pilares de este sinnúmero de actividades que impulsa la municipalidad de Punta Arenas.

Así, con mucho entusiasmo y gran expectativa, se verificó el Chapuzón en el Estrecho de Magallanes. Según los organizadores, hubo unos 1.600 inscritos para participar de esta prueba que es todo un desafío de las bajas temperaturas. De hecho, había 1º C al momento de dar la partida para que la gente se internara en las aguas, si bien la sensación térmica era de -5º C.

En total, Carabineros estimó que se acercaron al sector dispuesto en la Costanera cerca de tres mil personas, entre osados nadadores y los consabidos ‘apoyos’ (familiares y amigos que quedan en la orilla sólo mirando y cuidando la ropa).

Luego del Carnaval de Invierno que comenzará mañana y concluirá este domingo, el Chapuzón se ha convertido en el evento que concita mayor participación ciudadana, sobre todo a nivel familiar. A la vez, también ha cobrado vida propia y su realización concita no sólo interés regional, sino que nacional, de tal forma que no es raro que los informativos de prensa de los principales medios de comunicación otorguen algunos segundos a dar cuenta de esta prueba que resulta curiosa a los ojos de quienes no están acostumbrados a soportar frías temperaturas.

Mejorar la organización y seguir alentando que crezca el número de participantes son desafíos para la municipalidad.

En la medida que aquello suceda, esta prueba podría ser vista como un reto para muchas personas que viven fuera de la región e, incluso, se podría promover –con adecuados paquetes y ofertas turísticas- que gente de otros países viajara sólo para convertirse en uno de los osados desafiantes de las frías aguas australes.

Punta Arenas requiere mejorar su oferta turística y presentar en invierno actividades como ésta y otras que permitan incrementar el turismo en esta época del año, siguiendo el ejemplo de otras ciudades del país que se han esforzado por relevar fiestas costumbristas y/o generar eventos artístico-culturales o deportivos que atraen con mucho éxito a visitantes nacionales y extranjeros.