Necrológicas
  • Francisca Javiera Puchi Nahuelquín
  • Ana Delia del Carmen Paredes Aguila
  • Blanca Guillermina Chiguay Cheuquepil
  • Sergio “Monito” Cárdenas Barría
  • Germán Estay Silva
EDITORIAL

El grave momento de la educación municipal

Por La Prensa Austral lunes 8 de mayo del 2017

Compartir esta noticia
135
Visitas

El nuevo gobierno comunal encabezado por Claudio Radonich ha planteado que, para realizar una buena administración, requiere, entre otras cosas, transparentar el estado financiero de la Corporación Municipal, entidad de la cual dependen los colegios municipalizados, además de los centros de atención de la salud primaria.
En el intertanto, ha debido enfrentar el embargo de vehículos del área de la salud y continuar con problemas para pagar sueldos e imposiciones de los profesores adscritos a la enseñanza municipal, amén de que siguen adelante los millonarios juicios.
Sus detractores han sostenido que la reiterada exposición pública del déficit financiero no es más que una estrategia política y que Radonich está usando aquello a su favor.
Lo único cierto es que hoy se ha desnudado que, a la fecha, la Cormupa mantiene una deuda de unos $11.500 millones, la que experimentó un crecimiento explosivo durante los dos últimos años de la anterior administración que encabezó Emilio Boccazzi.
Cómo se llegó a aquello está, más o menos, determinado, pero, lamentablemente, esta irresponsabilidad administrativa no recibió sanción alguna, salvo la política que otorgó la ciudadanía a través de su voto en los pasados comicios municipales.
Ahora e independiente del color político del alcalde de turno, se hace necesario que haya intervención mayúscula en el sistema municipal de enseñanza, en términos de fusión de colegios, despido de profesores y cierre de juicios, entre otros caminos.
Pero, aquello no permite solventar en lo inmediato el grave déficit y parece que llegó el momento en que más actores públicos se inmiscuyan para dar una pronta solución a este problema.
Por lo pronto, los parlamentarios, el intendente y la seremi de Educación están llamados a contribuir y apoyar las gestiones alcaldicias para obtener fondos que le permitan pagar las deudas y ordenar las finanzas de la Cormupa. Ello, en el entendido que los únicos perjudicados con este desorden administrativo y financiero han sido y serán los niños y jóvenes de la comuna.