Necrológicas
  • María Cornelia Oyarzo Oyarzo
  • José Humberto Jara Poblete
  • Ana María España Giraldes
  • María Elena Barticevic Marinovic
  • María Elena Barticevic de Rodas
EDITORIAL

El Presidente electo y su tarea con Magallanes

Por La Prensa Austral lunes 18 de diciembre del 2017

Compartir esta noticia
97
Visitas

En un impecable ejercicio cívico, este domingo los chilenos eligieron a Sebastián Piñera Echenique como el nuevo Presidente de Chile para el período 2018-2022. La solidez de la democracia en nuestro país quedó demostrada cuando a las 21 horas de anoche, es decir tres horas después de cerradas las mesas de votación, el candidato derrotado, Alejandro Guillier, se fundió en un abrazo con el vencedor, en un claro gesto de unidad de cara al futuro.
Pese al aplastante triunfo que alcanzó Piñera a nivel nacional, con un 54,62% contra un 45,48% obtenido por el contendor oficialista, los magallánicos se inclinaron por Guillier, superando en poco más de 11 puntos al Presidente electo (55,95% contra 44,07%).
En la Región de Magallanes este domingo acudieron a las urnas 60.287 personas, lo que representa 732 electores menos respecto de la primera vuelta. El factor climático imperante, con rachas de viento que superaron los 100 km/h, habrían conspirado sobre todo para que las personas adultas pudieran trasladarse hasta los locales de votación, sumado a lo anterior la lentitud en la frecuencia del servicio de locomoción tanto mayor como menor, cuyas quejas se acrecentaron durante la tarde.
Para la Nueva Mayoría es una derrota amarga que más allá de los análisis, pone en riesgo la continuidad de la actual coalición oficialista. Este gran revés obliga al conglomerado a hacer una profunda reflexión y reconocer con hidalguía los errores cometidos al designar al candidato a La Moneda, en una crisis que tuvo su génesis en abril pasado, cuando el ex presidente y carta principal del Partido Por la Democracia, Ricardo Lagos renunció a su repostulación tras no haber conseguido el apoyo del Partido Socialista en su Comité Central.
Que la ciudadanía chilena apoyara a Piñera no hizo más que reafirmar el descontento de la mayoría de la población con el gobierno y la necesidad de una nueva conducción en las tareas de Estado.
En ese sentido, el Presidente electo tendrá el desafío de recomponer las confianzas con los magallánicos. Y, es que a decir de la derrota que este domingo obtuvo en la región, es una muestra palmaria que los habitantes todavía no le perdonan que en enero de 2011, en su primer mandato, haya decretado el alza en el valor del gas natural, lo que trajo como resultado una violenta agitación social, que cobró la vida de dos jóvenes mujeres.